Maipú, 10 de abril de 2019.- La comuna de Maipú se suma a la Red de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores.

El objetivo de esta Red es impulsar la adopción de políticas públicas saludables como eje principal del accionar de los gobiernos municipales, conjuntamente con las comunidades, con el objetivo de mejorar la relación entre los entornos y las personas que ahí viven.

maipu 2

En la oportunidad, la Alcaldesa Cathy Barriga dijo que como municipio “estamos muy orgullosos y contentos de recibir este reconocimiento de ser una comuna amigable, perteneciendo a una red internacional por el trabajo desarrollado por nuestros adultos mayores como Médicos a Domicilio y distintas actividades de acercamiento de la salud y de seguridad a ellos” sostuvo la edil.

Por su parte, el Representante de OPS/OMS a.i, Dr. Mario Cruz-Peñate explico que “la creación de entornos amigables con la edad requiere un proceso a lo largo del ciclo vital que progresivamente mejora la adecuación entre las necesidades de las personas y el entorno en el que viven. Para lograr esto, se requiere una respuesta coordinada entre muchos actores implicados, sectores y múltiples niveles de gobierno. Una ciudad o comunidad amigable con las personas mayores es un lugar en el que las personas quieren envejecer”, agregó Cruz-Peñate.

La ceremonia de certificación fue realizada en el Teatro Municipal de la comuna, y contó además con la participación de Pamela Mardones, Coordinadora Regional de la Región Metropolitana del Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA); Consuelo Moreno, Directora de Incidencia de Fundación Oportunidad Mayor; José Luis Ramirez, Coordinador Proyecto Ciudades Amigables de Fundación Oportunidad Mayor, y más de una treintena de representantes y directivas de las Organizaciones de Personas Mayores de Maipú.

Maipu 1

El Dr. Cruz-Peñate explicó ante los asistentes que las ciudades y comunidades amigables con las personas mayores, fomentan el envejecimiento activo y saludable, posibilitando a éstas un envejecimiento de un modo seguro; donde no sufran situaciones de pobreza y que puedan seguir creciendo y desarrollándose en lo personal; y que así puedan contribuir a sus comunidades, conservando al mismo tiempo su autonomía y dignidad.

 “Debido a que las personas mayores saben lo que necesitan mejor que nadie, deben estar en el centro de cualquier esfuerzo de los gobiernos locales para crear una comunidad más amigable con la edad”, enfatizó el experto mundial.

.