Los premios del Día Mundial Sin Tabaco se adjudican cada año en reconocimiento de los logros de personas o de organizaciones en cada una de las seis regiones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en materia de control del tabaco. Este año la Región de las Américas recibe 6 galardones.

Bogotá, 31 de mayo de 2019. Hace un año, siete sociedades científicas colombianas se unieron para advertir acerca de los efectos negativos para la salud de nuevos productos como los sistemas electrónicos de administración de nicotina (SEAN) y sistemas similares sin nicotina (SSSN), y entregaron un pronunciamiento oficial para que el país pudiera seguir avanzando en la lucha contra el tabaco a partir del desarrollo de normatividad para su control, minimizar la interferencia de la industria con estos nuevos dispositivos y avanzar la implementación de las acciones en cesación del consumo de tabaco y prevención del tabaquismo.

Se trata de Sociedad Colombiana de Medicina Familiar, la Asociación Colombiana de Medicina Interna, la Asociación Colombiana de Neumología y Cirugía de Tórax, la Asociación Colombiana de Neumología Pediátrica, la Sociedad Colombiana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, la Asociación Colombiana de Patología y la Asociación Colombiana de Hematología y Oncología.

Estas organizaciones, además, realizaron una labor destacada en la implementación del Programa Nacional de Cesación del Tabaco, que le permite al sistema de salud nacional brindar respuesta a los consumidores que buscan tratar su dependencia. De ahí que el Ministerio de Salud y Protección Social, con el apoyo de la OPS/OMS Colombia, la Universidad Javeriana y la Fundación Anáas, haya decidido nominarlos al Premio del Día Mundial Sin Tabaco que anualmente concede la OMS.

Hoy esta coalición colombiana al igual que 5 organizaciones y/o autoridades de seis países de la Región de las Américas serán reconocidas con este galardón: el Ministerio de Salud, Bienestar y Medioambiente de Antigua y Barbuda, el licenciado Gerbert Marcelo Marquelli Canales, de El Salvador; la doctora Ana María Lorenzo García, del Centro de Cooperación Internacional para el Control del Tabaco; la filial de Argentina de la Fundación Interamericana del Corazón y el grupo Students Working Against Tobacco de Florida (Estados Unidos).

“El consumo de tabaco es un importante factor determinante de la salud pulmonar y es la causa de 65% de todas las muertes por cáncer pulmonar en la Región”, afirmó el doctor Anselm Hennis, Director del Departamento de Enfermedades no Transmisibles y Salud Mental de la OPS. “Con este premio se reconoce la función vital que desempeñan las organizaciones y las personas en la formulación y el apoyo de políticas para proteger a los pueblos de la Región de las Américas contra los efectos perjudiciales del humo del tabaco para la salud pulmonar”.

En Colombia, según el Ministro de Salud y Protección Social, Juan Pablo Uribe, se producen 88 muertes diarias por tabaco. Fumar daña casi todos los órganos del cuerpo y causa cánceres de pulmón, esófago, laringe, boca, garganta, riñón, vejiga, hígado, páncreas, estómago, cuello uterino, colon y recto, también leucemia mieloide aguda.

Además es un importante factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares, como ataques cardiacos, aterosclerosis, daño de los vasos coronarios, accidentes cerebrovasculares, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), aumenta el riesgo de sufrir tuberculosis y de morir por esta causa, produce alteración de la función pulmonar, aumenta el riesgo de diabetes y de problemas para controlar esta enfermedad, genera alteraciones reproductivas en la mujer, alteraciones de la fertilidad en los hombres e impotencia sexual, alteraciones en la piel y envejecimiento prematuro, disminución de la resistencia a las infecciones, aumenta el riesgo de infecciones respiratorias en los niños por exposición al humo de los adultos que fuman, enfermedad del oído medio, síndrome infantil de muerte súbita y bajo peso al nacer.

“En el Día Mundial Sin Tabaco queremos alertar sobre el daño que este producto causa en la salud mundial, este es el único producto de consumo legal que mata a la mitad de sus consumidores”, explicó la representante de la OPS/OMS en Colombia, Gina Tambini.“También apoyamos y resaltamos los esfuerzos de estas sociedades científicas colombianas interesadas en proteger a las generaciones presentes y futuras contra las consecuencias sanitarias, sociales, ambientales y económicas del consumo de tabaco y de la exposición al humo”.