A raíz de las fuertes precipitaciones que han causado el desbordamiento de ríos e inundaciones en varios países de la región de Sudamérica (Bolivia, Paraguay, Perú, Uruguay, Argentina, Ecuador, entre otros), se reportan diversas situaciones de emergencia con importantes daños personales y materiales. La cifra de personas fallecidas se eleva ya a decenas, varias personas continúan desaparecidas y el número de afectados es de varios miles según los reportes oficiales.

En Bolivia se reportan alrededor de 50,000 familias afectadas, principalmente en las regiones del norte de La Paz, Beni y Cochabamba. El Gobierno ha declarado situación de Emergencia Nacional activando los mecanimos de respuesta, al igual que los gobiernos departamentales de La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y Beni que han declarado emergencia o distintos niveles de alerta. Perú, por su parte, ha declarado Alerta Roja en la cuenca del río Madre de Dios. En Paraguay las inundaciones en la región del Chaco han dejado aisladas a numerosas comunidades en los departamentos de Presidente Hayes y Alto Paraguay. En Ecuador se reportan inundaciones, deslizamientos y deslaves en carreteras en varias comunidades de las provincias de la costa y sierra.

En este tipo de emergencias, los riesgos para la salud de la población afectada aumentan por lo que la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) recomienda fortalecer las medidas de prevención, atender las recomendaciones de las autoridades en cuanto al consumo de agua segura y extremar las medidas de higiene y el adecuado almacenamiento de alimentos y medicinas.

Además, es importante organizar la respuesta para mantener los espacios limpios de basura, garantizar un manejo adecuado del agua para evitar criaderos de mosquitos y fortalecer las medidas de prevención y vigilancia de enfermedades diarreicas agudas, infecciones respiratorias agudas y otras enfermedades trasmisibles.

Necesidades básicas de la población

Para atender las necesidades básicas de la población, las autoridades municipales, departamentales y nacionales de Bolivia están trabajando en la evaluación de necesidades y distribución de alimentos, agua y suministros para las familias afectadas. El Ministerio de Salud ha declarado estado de alerta sanitaria en todo el país. El Servicio Departamental de Salud (SEDES) de Santa Cruz ha enviado equipos e insumos médicos y está desarrollando actividades de promoción, educación y prevención para evitar enfermedades infectocontagiosas y otras enfermedades que se trasmiten por medio de la mala calidad del agua y por las malas condiciones y falta de servicios básicos.

La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) permanece en contacto permanente con las autoridades nacionales y locales de salud para determinar posibles necesidades sanitarias, así como con otras agencias especializadas del Sistema de Naciones Unidas (SNU) y organizaciones humanitarias.

El Departamento de Preparativos para Situaciones de Emergencia y Socorro en Casos de Desastre de la OPS/OMS pone a disposición de todas las personas interesadas una serie de guías prácticas sobre temas de agua y saneamiento y materiales útiles y relevantes en la atención de emergencias vinculadas con inundaciones:

  • La guía: pdf Vigilancia de factores de riesgo en albergues se convierte en estas situaciones en un instrumento útil para el personal del sector salud, dando orientaciones generales en temas como agua, saneamiento, higiene, control de vectores, salud mental y alimentos, entre otros. En el documento se identifican las condiciones de salud pública necesarias en los albergues lo que permite dar un seguimiento a las acciones necesarias y toma de decisiones para garantizar condiciones adecuadas para la población.
  • Puede consultar más recomendaciones además en la siguiente recopilación de material: Agua, Saneamiento e Higiene en Emergencias y Desastres que incluye herramientas técnicas y de gestión recopiladas de diferentes instituciones que orientan esfuerzos para mejorar las condiciones sanitarias de poblaciones afectadas por eventos adversos.
  • La guía de campo del Equipo Regional de Respuesta de la OPS/OMS contiene formularios de evaluación y listas de verificación en temas como agua y saneamiento, vigilancia epidemiológica, evaluación de daños y análisis de necesidades, albergues y salud mental, entre otros. 
  • Para consultar más documentos y materiales útiles en la respuesta a emergencias vinculadas con inundaciones puede visitar la sección de Inundaciones dentro de Publicaciones y Recursos del Centro de Conocimiento sobre Salud Pública y Desastres.

Para consultar información actualizada sobre la emergencia: