This page has been archived and is no longer updated. We apologize for the inconvenience. To find similar material or an updated version of the page, please visit one the following resources:
Health Topics || Country Sites || News Releases || Our New Homepage

Esta página ha sido archivada y ya no es actualizada. Pedimos disculpas por la molestia. Para encontrar material similar o una versión actualizada de la página, visite uno de los siguientes recursos:
Temas de salud || Sitios de países || Comunicados de prensa || Nuestra nueva página de inicio

Washington, DC, 16 de abril 2015 (OPS/OMS) - A pesar de los avances en el control de las enfermedades infecciosas y la ampliación de la esperanza de vida, los países de las Américas siguen siendo vulnerables a amenazas graves para la salud, advirtió hoy la Directora de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), Carissa F. Etienne, a los representantes ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Washington, DC.

Al comparecer ante el Comité General de la OEA para presentar su informe anual más reciente, Etienne dijo que la experiencia del ébola vuelve a confirmar la importancia de contar con sistemas de salud sólidos y la necesidad de una mayor financiación y reformas del sector de la salud para alcanzarlos. La OPS es miembro del sistema interamericano junto con la OEA, además de servir como la oficina regional para las Américas de la OMS.

 

"Prevenir una situación similar a lo que está sucediendo en África occidental tiene que ver con que los países tengan sistemas de salud sólidos, resilientes y que cumplan con el Reglamento Sanitario Internacional", indicó Etienne. "El ébola puso bajo la lupa a nuestros sistemas de salud y a la capacidad de nuestra región para responder a los brotes de enfermedades infecciosas", agregó. 

Aunque no se han reportado casos de la enfermedad por el virus del Ébola en América Latina o el Caribe, la posibilidad de la llegada de un caso importado no puede ser descartada, manifestó Etienne. Por esta razón, en los últimos meses la OPS/OMS ha enviado misiones de expertos para analizar las capacidades y preparar a los países a detectar en forma temprana y a responder efectivamente a cualquier caso importado, con el fin de prevenir o contener la propagación de la enfermedad.

Las misiones han encontrado que muy pocos países están suficientemente preparados. Prácticamente todos los sistemas de salud de la región deben fortalecerse a través de mayores inversiones y a través de reformas basadas en los principios de acceso universal a la salud y cobertura universal de salud.

"La salud está en el centro de nuestro desarrollo social y económico, y de nuestras economías, estabilidad y prosperidad", consideró. "También hemos visto que una epidemia puede devastar a países con sistemas de salud débiles".

En la presentación de su informe anual, Etienne destacó una serie de logros recientes en la salud en las Américas que fueron apoyados por la cooperación técnica de la OPS/OMS. Estos incluyen importantes mejoras en la supervivencia de lactantes y niños, reducciones en las enfermedades infecciosas como la tuberculosis y la malaria, y el progreso sostenido hacia la eliminación de las enfermedades tropicales desatendidas. En particular, la región ha hecho progresos impresionantes contra la oncocercosis, también conocida como "ceguera de los ríos". En 2013, Colombia se convirtió en el primer país del mundo en verificar la eliminación de la oncocercosis, seguido por Ecuador en 2014.

La región sigue siendo un líder entre las regiones de ingresos medios en el suministro de tratamiento antirretroviral (TAR) para el VIH, y ha visto la disminución constante en el número de muertes a causa del sida, así como de nuevos casos del VIH, incluyendo entre los bebés nacidos de madres positivas. Los países de la región han estado trabajando para eliminar la transmisión de madre a hijo del VIH y la sífilis, y recientemente Cuba se convirtió en el primer país del mundo en buscar la validación internacional de este logro.

Etienne dijo que proteger estos logros sigue siendo importante y requerirá inversiones continuas en estas áreas, así como en el fortalecimiento general de los sistema de salud.

Una clara señal de que existe una creciente voluntad política en la región para apoyar estas inversiones fue la aprobación a finales de 2014, por los países que forman parte de la OPS/OMS, de una estrategia regional histórica para lograr el acceso universal y la cobertura universal de salud.

"Creo que la cobertura universal de salud es el concepto más poderoso que la salud pública tiene para ofrecer a la salud y el desarrollo", remarcó Etienne, instando a los representantes de la OEA a apoyar "lo que llamamos la expresión del Siglo XXI de la salud para todos".