This page has been archived and is no longer updated. We apologize for the inconvenience. To find similar material or an updated version of the page, please visit one the following resources:
Health Topics || Country Sites || News Releases || Our New Homepage

Esta página ha sido archivada y ya no es actualizada. Pedimos disculpas por la molestia. Para encontrar material similar o una versión actualizada de la página, visite uno de los siguientes recursos:
Temas de salud || Sitios de países || Comunicados de prensa || Nuestra nueva página de inicio

WHO report on the global tobacco epidemic, 20157 de julio 2015 | MANILA - Muy pocos gobiernos imponen niveles apropiados de impuestos sobre los cigarrillos y otros productos del tabaco. De esta manera, se pierden la oportunidad de de aplicar una medida de bajo costo ya probada que puede reducir la demanda de tabaco, salvar vidas y generar fondos para fortalecer los servicios de salud, señala el Informe 2015 sobre la epidemia mundial de tabaquismo de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El informe se centra en el aumento de los impuestos sobre el tabaco. Aunque 33 países imponen impuestos que representan más del 75% del precio de venta de un paquete de cigarrillos, muchos países tienen tasas muy bajas de impuestos. Algunos ni siquiera aplican impuesto especial sobre los productos del tabaco.

"El aumento de los impuestos sobre los productos del tabaco es uno de las más eficaces - y rentables - maneras de reducir el consumo de productos que matan, al tiempo que se generan ingresos sustanciales", dijo Margaret Chan, Directora General de la OMS. "Llamo a todos los gobiernos a mirar la evidencia, y no los argumentos de la industria, y a adoptar una de las mejores opciones de política para la salud", indicó.

Las estrategias para apoyar la aplicación de medidas de reducción de la demanda de contenidas en el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT), tales como el paquete "MPOWER", han ayudado a salvar millones de vidas en los últimos diez años. MPOWER fue establecida en 2008 para promover la acción de los gobiernos sobre seis estrategias de control del tabaco - uno para cada letra del acrónimo MPOWER en inglés- para acabar con la epidemia de tabaquismo: 

  • Monitor: Vigilar el consumo de tabaco y las políticas de prevención,
  • Protect: Proteger a las población del humo de tabaco
  • Offer: Ofrecer ayuda para el abandono de tabaco,
  • Warn: Advertir de los peligros del tabaco,
  • Enforce: Hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad del tabaco, promoción y patrocinio,
  • Raise: Aumentar los impuestos al tabaco.

Las principales conclusiones del informe, que se hizo con el apoyo de Bloomberg Philanthropies, incluyen el hecho de que el aumento de los impuestos es la medida menos implementada de las seis estrategias MPOWER en términos de cobertura de la población. También es la estrategia que ha visto menos mejoras en términos de la acción de gobierno desde 2008. Sin embargo, para 2014, 11 países habían aumentado los impuestos de manera que representen el 75% del precio de venta de un paquete de cigarrillos, uniéndose así a los 22 países que ya aplicaban impuestos similarmente altos en 2008.

Douglas Bettcher, Director del Departamento de la OMS para la prevención de las enfermedades no transmisibles (ENT), afirmó que mayores impuestos y precios del tabaco son métodos probados para reducir el consumo y promover el abandono del uso de productos de tabaco.

"La evidencia de países como China y Francia muestra que el aumento de precios de los productos de tabaco vinculadas al incremento de los impuestos conducen a la disminución de la prevalencia del tabaquismo y del daño relacionado con el tabaco, como las muertes por cáncer de pulmón", indicó Bettcher.

En tanto, Vera da Costa e Silva, Jefe de la Secretaría del Convenio Marco de la OMS, señala que el Convenio ofrece políticas a los gobiernos para frenar el comercio ilícito de productos de tabaco y así reducir la demanda, así como también para aumentar los ingresos fiscales por la venta de tabaco. "Los países deberían considerar la implementación de las disposiciones del Protocolo para la eliminación del comercio ilícito de productos de tabaco para enfrentarse al mercado ilegal", añade.

Las medidas fiscales sobre el tabaco también podría ser una fuente clave de financiamiento para la implementación de los post-2015 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Las enfermedades relacionadas con el tabaco son una de las mayores amenazas para la salud pública del mundo se ha enfrentado jamás. Casi una persona muere de una enfermedad relacionada con el tabaco cada seis segundos, lo que equivale a alrededor de seis millones de personas al año. Se prevé que esa cifra aumente a más de 8 millones de personas para 2030 si no se toman medidas enérgicas para controlar la epidemia.

El consumo de tabaco es también uno de los cuatro factores principales de riesgo detrás de la epidemia mundial de enfermedades no transmisibles, principalmente de cáncer, enfermedades cardiovasculares y pulmonares, y la diabetes. En 2012, estas enfermedades mataron a 16 millones de personas de forma prematura (antes de la edad de 70 años), con más del 80% que ocurren en países de bajos y medianos ingresos.

Nota para los editores:

Entre los hallazgos del quinto Informe sobre la epidemia mundial de tabaquismo de la Organización Mundial de la Salud (2015), figuran:

  • 40% de la población mundial (2800 millones de personas) están cubiertas por al menos una medida MPOWER al más alto nivel, lo que duplica el número de países y casi triplicando el número de personas que están cubiertas desde 2007;
  • 20% de la población mundial está cubierta por dos o más medidas MPOWER al más alto nivel, triplicando el número de personas a 1,4 millones de personas desde 2007
  • Siete países, incluyendo cinco de bajos y medianos ingresos, han implementado cuatro o más medidas MPOWER al más alto nivel: Brasil, República Islámica del Irán, Madagascar, Nueva Zelanda, Panamá, Turquía y Uruguay.

Contacto para los medios:
Fadela Chaib, Oficial de Comunicaciones
Tel: +41 22 791 3228; Móvil: +41 794 755 556; Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Enlace a reporte "WHO report on the global tobacco epidemic, 2015"