Dado el creciente interés por las tecnologías sanitarias, OPS ha lanzado diversas iniciativas para promover y fortalecer el proceso de evaluación de tecnología sanitaria en países miembros. El rol de OPS es importante para el desarrollo e implementación de ETS en las Américas y también para apoyar la promoción de toma de decisiones basadas en evidencias, lo cual contribuye a la incorporación de tecnologías costo-efectivas.

En 2012 los Estados Miembros adoptaron la resolución "Evaluación e Incorporación de Tecnologías Sanitarias en los Sistemas de Salud" (CSP28.R9). La resolución propone vincular ETS con los procesos de toma de decisiones involucrados en la incorporación de estas tecnologías en los sistemas de salud. Desde la aprobación de CSP28.R9 ha habido avances claros en la institucionalización de la ETS en la Región, tanto a nivel regional como nacional. A pesar de los importantes avances, la aplicación de la ETS se mantiene en nivel bajo en algunos países. La OPS promueve el establecimiento de un marco institucional para la toma de decisiones basada en ETS. Este marco establece vínculos entre la ETS y los tomadores de decisiones, estimulando la responsabilidad institucional y la creación de vínculos entre el uso de tecnologías y datos evaluativos para alimentar el proceso de toma de decisiones.

ETS tiene cierta fortaleza en Europa Occidental; sin embargo, la mayoría de los países de las Américas se encuentran en una etapa dónde necesitan más conocimiento sobre evaluaciones basadas en evidencias. De hecho, la ETS es muy relevante en el proceso de toma de decisiones porque engloba las necesidades la salud pública. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, existe tanto una importante falta de información consolidada como información sobre evidencia clínica para realizar evaluaciones de dispositivos médicos.

Para apoyar el desarrollo de ETS en los países miembros, la Unidad de Medicamentos y Tecnologías Sanitarias está involucrada en muchas actividades, incluyendo:

  • Desarrollo de recursos humanos: estableciendo una estrategia regional para evaluar las diferentes necesidades regionales. La Unidad promueve reuniones regionales, talleres y capacitación a través de cursos on-line y webinars.
  • Diseminación de la información: identificando áreas de oportunidad y dando a conocer los resultados entre las entidades interesadas y las personas encargas de la toma de decisiones, a través de la Plataforma Regional sobre Acceso e Innovación para Tecnologías Sanitarias.
  • Uso racional de las tecnologías sanitarias: desarrollando e implementando guías de práctica clínica para evaluar el uso de tecnologías sanitarias en los servicios de salud.
  • Fomento de redes de colaboración: apoyar la promoción de cooperación regional entre los países miembros y fortalecer la Red de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (RedETSA).