Washington, D.C., 29 de septiembre de 2016 (OPS/OMS) - Tras observar que la malaria "sigue siendo una grave amenaza" en la región de las Américas que ha resurgido donde se han debilitado los esfuerzos contra la enfermedad, los ministros de salud de las Américas adoptaron hoy un nuevo plan para la eliminación del paludismo en los próximos cuatro años, que insta a intensificar la lucha contra esta enfermedad.

El 55.º Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) aprobó un plan de acción para eliminar la malaria y evitar su reintroducción en las zonas que ya están libres de la enfermedad, que centra los mayores esfuerzos en los grupos vulnerables y grupos ocupacionales. Los países solicitaron a la Directora de la OPS que brinde la cooperación técnica necesaria, coordine las iniciativas de alcance regional y ayude a movilizar recursos para los programas nacionales y transfronterizos dirigidos al paludismo.

En la región de las Américas, 21 países notificaron 389.390 casos confirmados de malaria y 87 defunciones en el 2014, una disminución del 79% en relación con la línea de base del año 2000. Solo dos países, Haití y Venezuela, siguen notificando aumentos del número del total de casos.

El nuevo Plan de acción para la eliminación de la malaria 2016-2020 señala que "se han logrado avances considerables en los esfuerzos por controlar la malaria, particularmente en lo referente al diagnóstico, el tratamiento y la vigilancia, lo que ha ayudado a despertar un mayor interés en la eliminación de la malaria y ha acelerado los esfuerzos realizados con ese fin".

malaria-brazil-2-600px

Sin embargo, se necesitan mayores esfuerzos por lo que el plan establece metas para los próximos cuatro años, con el objetivo de reducir los casos de malaria en un 40%, implementar esfuerzos focalizados para eliminar la malaria en los 21 países donde la enfermedad es endémica y lograr que al menos cuatro países sean considerados libres de malaria.

En el plan también se prevén enfoques innovadores para afrontar los retos con respecto al control de la malaria en aquellos países donde el progreso ha sido limitado y donde se han registrado brotes, y para prevenir el reestablecimiento de la enfermedad en los 27 países y territorios de la región que se consideran libres de malaria desde principios de los años 1970.

La cuenca amazónica requiere atención especial en estos esfuerzos. Las poblaciones que viven en zonas de la Amazonia continúan teniendo el mayor riesgo de infección malárica. En 2014, los 20 municipios que registraban la carga más alta por esta enfermedad en la cuenca amazónica eran diez municipios en Brasil, uno en Colombia, cuatro en Perú y cinco en Venezuela. Todos ellos sumaban el 44% del total de casos en la región.

En el plan se indica que muchos de los casos se siguen presentando en poblaciones indígenas, personas que viven en situaciones de vulnerabilidad y poblaciones móviles como los mineros, migrantes y trabajadores.

Algunas de las inversiones clave en la región son la Iniciativa contra la Malaria en la Amazonia, que comenzó en 2001 con el financiamiento de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional; la Iniciativa de Eliminación de la Malaria en Mesoamérica y la Isla La Española (EMMIE), respaldada por el Fondo Mundial; y proyectos propios de cada país, que actualmente permiten el control y la eliminación de la enfermedad al cubrir las brechas estratégicas. La Fundación Bill y Melinda Gates financió recientemente la alianza Malaria Zero, un consorcio con el propósito de eliminar la malaria en Haití y República Dominicana.

Se han documentado las mejores prácticas en diez países por medio de la iniciativa "Campeones contra el Paludismo en las Américas", un mecanismo exitoso que permite que los países se mantengan a la vanguardia en la creatividad y las innovaciones para derrotar la malaria.

Los ministros de Salud observaron que el plan de acción es la plataforma regional para aplicar la Estrategia técnica mundial contra la malaria de la OMS, en la que se prevé un mundo sin malaria y se procura reducir la carga de la malaria en un 90% y eliminar la enfermedad en otros 35 países.

El Consejo Directivo de la OPS reúne a los ministros de Salud y a los delegados de alto nivel de los países miembros de la OPS/OMS en Washington, D.C., Estados Unidos, con el fin de debatir y analizar políticas de salud, y fijar las prioridades de los programas de cooperación técnica de la OPS, y la colaboración en salud pública a nivel regional.


Enlaces
- 55.o Consejo Directivo de la OPS
Documentos del 55.o Consejo Directivo de la OPS