atencion-primaria-mujeresEn todo el mundo, los sistemas de salud, y las poblaciones a las que atienden, se están enfrentando a desafíos cada vez más frecuentes relacionados con el envejecimiento de la población y la falta de acceso a servicios integrales de salud, adecuados, oportunos y de calidad. En la Región de las Américas, muchos países enfrentan escasez, migración y una marcada distribución desigual de los trabajadores de salud.

La educación en ciencias de la salud ha aumentado rápidamente en la Región. Al mismo tiempo, en todo el mundo, el  interés de los profesionales de la salud por la atención primaria está declinando, lo que afecta la disponibilidad y retención de la fuerza de trabajo de salud adecuada (fit-for-purpose), especialmente en zonas  remotas y desatendidas.

En este contexto, surge un nuevo paradigma en torno a la idea de misión social en educación en ciencias de la salud el cual promueve la necesidad de realizar cambios en los sistemas de salud, en el rol de los profesionales de la salud y en el diseño de la educación de profesionales de la salud. En este sentido, las escuelas de medicina deben ser capaces de formar y preparar a los estudiantes para trabajar con y dentro de las comunidades,  en equipos multiprofesionales, para avanzar hacia  la misión social y la salud universal.
 
¿Qué es la misión social?
La misión social en educación en ciencias de la salud es "la obligación de las escuelas de medicina de dirigir la formación, la investigación y las actividades de servicio hacia las necesidades prioritarias en salud de la comunidad, región y/o nación a la que tienen el mandato de servir. Las necesidades sanitarias prioritarias han de ser identificadas conjuntamente por los gobiernos, las organizaciones de atención sanitaria, los profesionales de la salud y el público"(3).

Según Boelen et al. (2), "el concepto alienta a los centros académicos y los servicios de salud a producir, no sólo profesionales altamente competentes, sino también profesionales capacitados para responder a los desafíos cambiantes de la salud a través de la reorientación de su educación, investigación y servicio". Para responder a la misión social en educación, las instituciones educativas deben ser capaces de desarrollar un impacto positivo en las comunidades que atienden, capacitar profesionales de la salud competentes que puedan atender las necesidades de las poblaciones y definir las necesidades prioritarias de salud conjuntamente con diversos agentes sociales interesados (stakeholders) en la atención de la salud, de la comunidad, región y nación (2).

En los últimos años, varias instituciones, entre ellas la Organización Panamericana de la Salud/ Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), han participado activamente en la promoción de los principios de misión social para orientar la capacitación y educación de las profesiones en ciencias de la salud para apoyar los sistemas de salud hacia la salud universal.

En 2010, el Consenso Global sobre la Responsabilidad Social de las Facultades de Medicina, patrocinado por la OMS, estableció diez directrices estratégicas para guiar a las escuelas de medicina a ser socialmente responsables (4). Las directrices promueven a las escuelas a:
  • Dar respuesta a las necesidades de la salud, actuales y futuras, y a las demandas de la sociedad
  • Reorientar sus prioridades educativas, de investigación y de asistencia según dichas necesidades
  • Fortalecer la gobernanza y las asociaciones con otros agentes sociales interesados (stakeholders)  
  • Utilizar la evaluación y la acreditación para evaluar el desempeño y el impacto

La educación transformadora busca asegurar la expansión y reforma sostenible de la educación y la capacitación de profesionales de la salud para aumentar la cantidad, calidad y relevancia de los profesionales de la salud y, al hacerlo, fortalecer los sistemas nacionales de salud, ampliar el acceso a la atención de salud de calidad y mejorar los resultados de salud, especialmente en las poblaciones en situación de vulnerabilidad. Esto significa capacitar a profesionales de la salud con una visión integral, comprometidos con la salud de las comunidades en situación de vulnerabilidad y con una fuerte inserción en la práctica del primer nivel de atención de la salud (5).

De cara al futuro
Los sistemas  de salud eficaces requieren de disponibilidad de personal competente y suficiente para asegurar la distribución equitativa de médicos en zonas desatendidas y ofrecer servicios de salud de alta calidad. Al mismo tiempo, la inversión en la salud y la educación de las profesiones en ciencias de la salud, no sólo mejora y prolonga vidas, sino que también genera importantes beneficios económicos y contribuye al desarrollo de las naciones.

Se precisa un mejor alineamiento entre los programas de las escuelas de medicina y los sistemas de salud encargados de prestar servicios a la población. En la mayoría de los países de la Región, es necesario  un mayor vínculo y coherencia entre las políticas de recursos humanos para la salud, el modelo de atención y la organización de los servicios de salud. Estas cuestiones son fundamentales para la estrategia mundial de recursos humanos para la salud: personal sanitario 2030 de la OMS, la comisión de alto nivel sobre trabajadores de salud y crecimiento económico de las Naciones Unidas y la cooperación técnica para la estrategia regional de recursos humanos para la salud universal de la OPS en proceso de consulta.

La misión social en educación de ciencias de la salud y en los sistemas de salud puede ayudar a promover las competencias interprofesionales humanísticas, técnicas, interculturales y de colaboración necesarias para acelerar el progreso hacia la salud universal.

Referencias
(1) World Health Organization. Transforming and scaling up health professionals' education and training. Guidelines 2013. Geneva: WHO; 2013.  Available from: http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/93635/1/9789241506502_eng.pdf
(2) Boelen C, Pearson D, Kaufman A, Rourke J, Woollard R, Marsh D, and Gibbs T. Producing a socially accountable medical school: AMEE Guide No 109; Medical Teacher 2016.
(3) Defining and Measuring the Social Accountability of Medical Schools. World Health Organization, Geneva, 1995. Available from: http://apps.who.int/iris/handle/10665/59441
(4) Global Consensus for Social Accountability of Medical Schools. Available from:  http://healthsocialaccountability.org/
(5) Organización Panamericana de la Salud. La misión social de la educación médica para alcanzar la equidad en salud. Informe de la Reunión realizada en Manaos, Brasil, septiembre de 2014. Available from:  http://www.observatoriorh.org/?q=memoria-de-la-reunion-la-mision-social-de-la-educacion-medica-para-alcanzar-la-equidad-en-salud