This page has been archived and is no longer updated. We apologize for the inconvenience. To find similar material or an updated version of the page, please visit one the following resources:
Health Topics || Country Sites || News Releases || Our New Homepage

Esta página ha sido archivada y ya no es actualizada. Pedimos disculpas por la molestia. Para encontrar material similar o una versión actualizada de la página, visite uno de los siguientes recursos:
Temas de salud || Sitios de países || Comunicados de prensa || Nuestra nueva página de inicio

Washington, DC, 26 de abril de 2017 (OPS/OMS)- Con una pinza de depilar, Micaela Santis Gómez se arrancó las pestañas durante más de 20 años. Arrancarlas era la única forma que encontraba para detener el lagrimeo y el dolor que le provocaban como consecuencia del tracoma, una enfermedad infecciosa que hace que las pestañas crezcan invertidas y toquen la córnea, algo que con el tiempo puede llevar a la ceguera.

A los 92 años, Micaela conserva la visión, dice, gracias a las Brigadas de Tracoma, un grupo de profesionales de la salud conformado en 2004 por la Secretaría de Salud del Estado de Chiapas, en México, con el fin de implementar la Estrategia SAFE, recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para eliminar la enfermedad.

"Mi esposo murió teniendo chalam tzotz (triquiasis) porque nadie se lo curó y así me moriría yo también si no fuera por la brigada que me ayudó a curar y a recibir la operación", dice en Tzeltal, su lengua originaria. Micaela, de Oxchuc, es una de las 320 personas que se beneficiaron de la cirugía de párpados. Mientras desgrana el maíz, asegura ya no sentir dolor: "estoy muy agradecida, ahora puedo disfrutar de mi pozol".

El tracoma es considerada una de las enfermedades contagiosas más antiguas de la humanidad. Es causada por una bacteria que afecta a los más pobres entre los pobres. Se transmite por contacto directo con secreciones oculares o nasales de una persona infectada o con fuentes contaminadas como toallas.

Por sus hábitos de higiene facial deficientes, los niños son más vulnerables a padecer la infección. Adriana Gómez Hernández, de la comunidad de Tzaquiviljok, en el municipio de Tenejapa, cuenta que su hijo Fabián, de 5 años, tuvo tracoma. "Se lo detectaron hace unos años, me dejaron los medicamentos y luego vinieron a verlo varias veces hasta que supe que ya no tenía tracoma", dice. Su otro hijo, Yair, de 2 años, recibió tratamiento para evitar infectarse.

Cuatro medidas contra el tracoma

Para combatir el tracoma, México llevó adelante las cuatro intervenciones de la Estrategia SAFE: la cirugía para las personas en riesgo inminente de ceguera, la administración de antibióticos en las comunidades afectadas para reducir la infección de los niños y detener la transmisión, la promoción de la higiene facial y el mejoramiento de la higiene personal para prevenir los contagios en la comunidad, y el mejoramiento de las condiciones del medio ambiente, con el aumento del acceso a agua potable y saneamiento.

En Chiapas, el tracoma fue endémico en 246 comunidades de cinco municipios y afectaba a poco más de 146.000 personas. Pero el trabajo de campo de las brigadas, sumado a los esfuerzos estatales y nacionales, de las comunidades y de los socios internacionales, han conseguido la eliminación de esta enfermedad.

Dey Carol González, coordinadora del Programa de Tracoma de Chiapas, cuenta que las brigadas han recorrido las comunidades varias veces por año para realizar encuestas, revisiones oftalmológicas, detectar casos, administrar antibióticos, educar a los niños sobre el lavado correcto de la cara y los ojos, y realizar cirugías. "Así, hemos reducido el número de casos que se presentaban al inicio del programa"de 1794 en 2004 a cero en 2016, resume.

De esta esta manera, el país cumplió con los criterios internacionales de eliminación del tracoma como problema de salud pública: una prevalencia de casos nuevos inferior al 5% en niños de 1 a 9 años y menos de 1 caso de triquiasis tracomatosa (pestañas invertidas hacia adentro) por 1.000 habitantes.

En 2012, se registraron en Chiapas 36 casos de infección entre niños de 1 a 9 años (prevalencia inferior al 5%) y menos de 1 caso de triquiasis tracomatosa (pestañas invertidas hacia adentro) por 1.000 habitantes. Con estos números, México cumplió con los criterios internacionales de eliminación del tracoma como problema de salud pública. Recientemente, y tras un extenso y riguroso proceso, el país recibió la validación de la eliminación del tracoma por parte de la OMS.

"México ha demostrado que con un abordaje integrado y acciones multisectoriales es posible eliminar enfermedades relacionadas con la pobreza", sostiene Carissa F. Etienne, Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), oficina regional para las Américas de la OMS. "No es un camino fácil, requiere un cambio estratégico y programático, dedicación y un gran compromiso político a mediano y largo plazo", asevera.

Hoy en día, el tracoma sigue siendo endémico en zonas rurales y extremadamente pobres de 41 países del mundo, entre ellos Brasil, Guatemala y Colombia. La OPS/OMS apoya el fortalecimiento de la Estrategia SAFE en los tres países de las Américas con focos de la enfermedad y ha creado un foro regional junto con expertos de diversas organizaciones para dar recomendaciones y llegar a la eliminación de la ceguera por esta causa para 2022. Asimismo, junto con el Dana Center de la Universidad Johns Hopkins ha adiestrado a cirujanos y personal de salud para la realización de las cirugías. 

Adriana, la mamá de Fabián y de Yair, dice procurar tener limpia su casa de pisos de tierra y paredes de chapas, aunque reconoce que "es difícil porque cuando llueve hace mucho lodo". Para el futuro de sus hijos solo quiere una cosa: "que estudien y salgan adelante". Ahora, la ceguera por tracoma no amenazará ese sueño.

Enlaces

Vencer el tracoma: la historia de Micaela
- Video: Ojos que renacen. La eliminación del tracoma en México
- Tracoma
- Fotos combate al tracoma en México