This page has been archived and is no longer updated. We apologize for the inconvenience. To find similar material or an updated version of the page, please visit one the following resources:
Health Topics || Country Sites || News Releases || Our New Homepage

Esta página ha sido archivada y ya no es actualizada. Pedimos disculpas por la molestia. Para encontrar material similar o una versión actualizada de la página, visite uno de los siguientes recursos:
Temas de salud || Sitios de países || Comunicados de prensa || Nuestra nueva página de inicio

Washington, DC, 10 de mayo de 2018 (OPS/OMS) - Autoridades de salud del Caribe piden a todas las personas, familias y comunidades que se unan a la batalla para reducir los criaderos de mosquitos en y alrededor de los hogares, como parte de la campaña de la Semana de Acción contra los Mosquitos en el Caribe 2018, que cuenta con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La campaña de este año se centra en aumentar la participación de la comunidad en la eliminación de criaderos de Aedes, el mosquito que transmite el dengue, el chikungunya, el zika y la fiebre amarilla urbana.

Eliminando recipientes que puedan acumular agua

Los mosquitos Aedes se adaptan bien a los humanos y tienden a reproducirse en agua almacenada en elementos como neumáticos, cubos, barriles, macetas y contenedores de basura. Por eso es importante lograr que la sociedad participe activamente en el control de los mosquitos. Los hogares en las áreas donde estos mosquitos circulan deben asegurarse de que cualquier objeto que pueda acumular agua sea desechado o vaciado, fregado y volteado al menos una vez a la semana; bien tapado para evitar que los mosquitos entren; o limpiado a fondo para destruir los huevos de mosquitos que puedan estar adheridos a sus superficies.

"Controlar los criaderos de mosquitos es esencial, tanto para la prevención como durante un brote", señaló Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de la OPS.

Asegurar que las personas, las familias y las comunidades ayuden a reducir los criaderos de mosquitos es un componente clave de la estrategia integrada de la OPS para controlar las enfermedades transmitidas por mosquitos, que está siendo implementada por los países miembros de la organización en las Américas. La estrategia también requiere medidas de control químico y no químico llevadas a cabo por las autoridades de salud y medio ambiente, y por la participación de diferentes sectores de manera integrada y coordinada.

"Es especialmente importante garantizar esfuerzos sólidos de control de vectores en todo el Caribe dada la vulnerabilidad de las islas a los huracanes y otros peligros naturales, que a menudo aumentan las poblaciones de mosquitos y, por lo tanto, el riesgo de enfermedades que éstos pueden transmitir", dijo Espinal. "La Semana de Acción contra los Mosquitos en el Caribe no se trata solo de acciones puntuales, sino de crear conciencia y compromiso con esfuerzos sostenidos de control de mosquitos durante todo el año", agregó.

Las enfermedades transmitidas por mosquitos son una causa importante de enfermedad y, a veces, de muerte en las zonas de riesgo. Datos recientes muestran que en 2017, los países de las Américas reportaron 483.208 casos de dengue (incluidas 253 muertes) y 180.000 casos de chikungunya. Desde enero de 2015 hasta enero de 2018, hubo 223.477 casos confirmados de Zika en la región.

La Semana de Acción contra los Mosquitos comenzó en 2016 como resultado de una decisión adoptada en la 17ª reunión de Jefes de Estado de la Comunidad del Caribe (CARICOM) en 2014. Este año, las actividades ya comenzaron en Santa Lucía y en las Islas Vírgenes, y también se desarrollarán en otros países y territorios en las próximas semanas.

Enlaces

Semana de Acción contra los Mosquitos