Salud Mental y Uso de Sustancias

Barbados

Bridgetown, 9 de julio. - Abordar la salud mental y el apoyo psicosocial es una prioridad en los esfuerzos de preparación para desastres tanto a nivel regional como nacional. A medida que la Región del Caribe se prepara para posibles impactos de la temporada de huracanes de 2018, la Unidad de Salud Mental y Uso de Sustancias de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) organizó una capacitación de capacitadores de cuatro días, que contó con la contribución financiera de la Coordinación del Programa Subregional y del Departamento de Emergencia de Salud de la OPS, además de Salud Pública Inglaterra.

Los objetivos específicos de la capacitación fueron fortalecer las competencias de los expertos en salud mental para evaluar las necesidades de salud mental de los países durante y después de las emergencias humanitarias y establecer una lista caribeña de profesionales de salud mental competentes en la evaluación de necesidades y el desarrollo de estrategias de salud mental y apoyo psicosocial (SMAPS) para la movilización a los países del Caribe afectados después de un desastre. La capacitación se centró en las Directrices del Comité Permanente entre Organismos (IASC) sobre salud mental y apoyo psicosocial y algunas de las herramientas recomendadas por la guía como parte de la pirámide de intervención. Los principales facilitadores de esta capacitación fueron: la Dra. Capucine de Fouchier, consultora de la OMS, y la Dra. Claudina Cayetano, Asesora Regional de Salud Mental de la OPS/OMS.

Esta capacitación es parte de un proyecto conjunto de la OPS y del Banco de Desarrollo del Caribe, titulado "Desarrollar resiliencia individual y social para enfrentar los impactos de los desastres naturales: mejorar la capacidad para la salud mental y el apoyo psicosocial en la gestión de emergencias en el Caribe".