Tres ensayos clínicos comparativos y aleatorizados realizados en África han aportado pruebas convincentes de que la circuncisión masculina de carácter médico reduce alrededor de 60% el riesgo de transmisión sexual del VIH de las mujeres a los hombres.

Por lo tanto, la OMS y el ONUSIDA recomiendan la circuncisión masculina médica voluntaria como una intervención complementaria eficaz para prevenir la transmisión heterosexual del VIH, sobre todo en los entornos con epidemia generalizada de la infección por el VIH.

La circuncisión masculina médica voluntaria no entraña riesgos cuando la realizan profesionales de salud con capacitación adecuada, en entornos adecuadamente equipados. En la elaboración de los mensajes de salud se debe utilizar una formulación cuidadosa, tener presente el factor cultural, adoptar expresiones del lenguaje y símbolos locales y adaptarlos al grado de instrucción y la comprensión específicos de los grupos de población destinataria. Los mensajes se deben dirigir tanto a los hombres como a las mujeres.

 .

Tema de VIH de la OMS

Circuncisión masculina voluntaria para prevenir el VIH (en inglés)