Washington, D.C., 30 de julio de 2018 (OPS/OMS) —Delegados tanto del nivel nacional y departamentales de los Ministerios de Salud de México, Colombia y Honduras participaron en talleres para la promoción del control y la eliminación de T. solium. Estas actividades llevadas a cabo de mayo a julio, también sirvieron para mostrar las iniciativas y acciones realizadas por los países hacia el control de T. Solium, así como la presentación de los últimos conocimientos y tecnologías disponibles para su eliminación.

Los eventos organizados por la Unidad de enfermedades infecciosas desatendidas de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) en conjunto con las Representaciones en los países, se realizaron a nivel nacional, luego en cascada, a nivel departamental/provincial, para ajustar y elaborar los planes nacionales de control incorporando las nuevas ideas y conocimientos. Uno de los acuerdos fue la identificación de las áreas en riesgo de contraer la enfermedad. Se acordó también la formalización de compromisos con los distintos sectores involucrados y la búsqueda de posibles socios o donantes interesados en apoyar la implementación del plan.

La neurocisticercosis (NCC) causada por el parásito Taenia solium, es una de las causas más importantes de epilepsia en América Latina en las comunidades más pobres y marginadas. Se estima que la NCC es la causa del 30% de las epilepsias en lugares donde el parásito es endémico pero al ser una enfermedad que está focalizada, es probable que el porcentaje sea más alto dentro de las comunidades afectadas. Aunque la epilepsia es tratable, el tratamiento es largo y costoso, mucho más para las personas que viven en comunidades remotas, sin acceso al diagnóstico por imágenes.

En algunos países, como en México, el control de T. solium ha avanzado mucho debido a los grandes progresos en saneamiento y promoción en salud, sin embargo, aún quedan áreas en las que se debe verificar que la transmisión del parasito no es un problema. En Honduras, por ejemplo, en una sola comunidad se identificaron casos de neurocisticercosis en 8 de11 pacientes con epilepsia. Eso quiere decir que un 72% de las epilepsias en la comunidad se hubieran podido prevenir si T. solium no estuviera presente.

La transmisión de la enfermedad involucra a las personas, el ambiente y a los cerdos; por ello es muy importante abordar el control de T. solium dentro del ámbito de “Una Salud”, donde todos los sectores involucrados trabajan en conjunto para lograr un objetivo común. Es sumamente importante contar no solo con el liderazgo del Ministerio de Salud, sino también con el apoyo al más alto nivel del Ministerio de Agricultura y Ganadería, Ministerio de Educación, Ministerio de Bienestar Social y Saneamiento (o entidades equivalentes),entre otros.

En América Latina y el Caribe, se estima 14.9 millones de personas con neurocisticercosis, y entre 450,000 y 1,35 millones de personas sufren de epilepsia debido a ésta enfermedad.

La OPS/OMS apoya a los países para identificar a las comunidades endémicas y las áreas donde están presentes los factores de riesgo asociados con la presencia de la T. solium.

Enlace Relacionado

- OPS: Sitio web de Teniasis/cisticercosis por Taenia solium

Communicable Diseases and Environmental Determinants of Health
www.paho.org/cde