Belice, abril de 2019 (OPS/OMS)- Ashanti Gill debió tomar el autobús esa mañana para llegar a la Policlínica Matron Roberts, de Belice. Su embarazo de 8 meses y su hijo de 2 años le dificultaban hacer ese recorrido caminando, como lo ha hecho por años. Pero la fiebre y la tos aquejaron al pequeño Erik la noche anterior y necesitaba un chequeo.

Ashanti  con su hijo enfermo

“Se sintió mal toda la noche, no durmió bien”, cuenta Ashanti sobre Erik. Esta madre de 25 años afirma que prefiere esta clínica porque “las otras son más pequeñas, además tienen menos personal y tardan más en atender”.

La atención integrada a madres, niños y niñas es uno de los principales focos en la policlínica Matron Roberts de la ciudad de Belice. Esta clínica de atención primaria brinda servicios integrales a 24.000 personas en un área con altas tasas de desempleo y violencia con armas de fuego en el pequeño país centroamericano.  

Ese día, Ashanti visitaba el servicio ambulatorio de la policlínica, donde meses antes, cuando le diagnosticaron el embarazo, la derivaron a la atención prenatal. La integración está en el corazón de Matrón Roberts, donde a la hora de brindar servicios ponen en el centro a las personas y no a las enfermedades. La clínica ofrece una amplia oferta de servicios como análisis de sangre, nutrición, planificación familiar, consejería en lactancia materna, tamizaje para cáncer cervicouterino y farmacia, todo en el mismo lugar.

“La idea es poder ofrecer la mayor cantidad de servicios en las mínimas visitas posibles”, afirma el doctor Karl Jones, coordinador médico de Matron Roberts. “Si un paciente tiene que ir a otro lugar a hacerse un análisis es muy probable que no lo haga, por lo que hacerlos aquí es clave”, considera. Y agrega que muchos usuarios “salen de la policlínica tras haber recibido su consulta, sus estudios de laboratorio y medicamentos. Eso nos ayuda a manejar mejor al paciente”.

Este es solo un ejemplo de los servicios integrados de atención primaria que se están desarrollando en todo Belice. Los servicios mejoran el acceso a una atención de calidad, aseguran una atención continua y utilizan los recursos de manera más eficiente. Es parte de una estrategia para lograr el acceso y la cobertura universal de salud.

Tras la consulta y previo a su paso por la farmacia del lugar para retirar los medicamentos que le recetó el doctor, Ashanti dice que para ella ésta es “la mejor clínica de Belice”. Destaca que “es limpia, el personal es amigable, los doctores son amigables”. Para su parto, Ashanti será atendida en el Hospital Memorial Karl Heusner (KHMH), el único hospital especializado de referencia en el país y para Matron Roberts. Otro ejemplo de integración y trabajo en red en pro de la salud.

Cobertura a través del Seguro Nacional de Salud

En 2001, Belice puso en marcha el Seguro Nacional de Salud (NHI, según sus siglas en inglés) como mecanismo de financiamiento y compra, en nombre de los consumidores, de los servicios de salud de nivel de atención primaria, de proveedores públicos y privados. Actualmente está financiado a través del Ministerio de Salud y está bajo la órbita de la Junta de la Seguridad Social.

El alcance del plan se limitó a las regiones más pobres de la ciudad de Belice, y se extendió progresivamente a la región sur (2006) y a algunos distritos en el norte del país (2016). Después de 17 años de vigencia, el esquema aún se considera un programa piloto y está pendiente de extenderse al resto del país.

Desde su lanzamiento, la cobertura se ha extendido y se pueden identificar muchos logros relacionados principalmente con la introducción de la práctica de grupos basados ​​en médicos para la atención clínica primaria y una mayor proporción de personal por paciente. El concepto de pago está vinculado al desempeño, basado en "indicadores clave de desempeño" preestablecidos y en estándares y protocolos de tratamiento bien definidos, incluidas las enfermedades no transmisibles. Las encuestas de satisfacción realizadas regularmente muestran un aumento en la satisfacción del paciente entre la población cubierta.

Sin embargo, los desafíos continúan y están relacionados principalmente con la implementación parcial del NHI restringida a algunas áreas geográficas, lo que ha creado inequidades y promovido la fragmentación a nivel de los establecimientos de salud, algo que dificulta la continuidad de la atención y la creación de una doble prestación de servicios de salud y la compra de servicios de atención primaria.

Matron Roberts polyclinic in Belize

Matron Roberts pertenece al Gobierno de Belice y atiende pacientes que están cubiertos por el Ministerio de Salud y por el Seguro Nacional de Salud. En la policlínica, el mismo personal de salud brinda servicios a ambos tipos de beneficiarios. La coexistencia de ambos sistemas en un mismo establecimiento de salud presenta retos en términos de eficiencia administrativa, pero también aspectos positivos. La existencia de protocolos de tratamiento definidos y un sistema de pago transparente y por resultados con incentivos a la eficiencia han tenido un impacto positivo en la calidad de la atención. Matron Roberts ha sido reconocida con el premio de excelencia como proveedor público del NHI.   

Mejoras continuas

Alexy Rosado es la administradora de la policlínica desde hace más de siete años. Desde que asumió esa función ha trabajado para asegurar mejoras en la calidad de la atención, que incluyen cambios en la infraestructura básica (como cambio de los pisos), y la adopción de incentivos al personal para mejorar su actitud hacia los pacientes y el ambiente de trabajo. Según Rosado, el desafío sigue siendo reducir los tiempos de espera.

“Los médicos ven entre 150 y 200 pacientes por día”, señala Rosado. “Queremos mejorar los tiempos de espera e ir más rápido, mejorando el triage. Eso es parte de nuestro plan estratégico”, indica.

Matron Roberts emplea a 47 profesionales y personal de salud, un número que, según su administradora, “nunca es suficiente para cubrir las necesidades de salud de la población, por eso hacemos también visitas domiciliarias y derivaciones”.

Para abordar el problema de la escasa disponibilidad de recursos humanos en salud que atraviesa el país, al igual que todos los países del mundo, el Ministerio de Salud lanzó recientemente su primer plan estratégico de recursos humanos para la salud, elaborado con apoyo de la OPS/OMS.

Sistemas de salud más fuertes para la salud universal

Brindar servicios integrados de salud es una estrategia que promueve la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que actúa como oficina regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Belice para lograr la salud universal con énfasis en la atención primaria. Estos servicios mejoran el acceso a servicios de salud de calidad, el uso eficiente de recursos, y aseguran la continuidad de la atención a través de una mejor coordinación entre los distintos niveles: desde el primario cercano de la comunidad, hasta los más especializados.

“La OPS/OMS ha brindado cooperación técnica al país durante años en áreas como organización de los servicios de salud, políticas, legislación, administración de hospitales, fortalecimiento del primer nivel de atención y redes integradas para garantizar que el sistema de salud del país sea fuerte y resistente"

A fines de la década de 1990, Belice inició un programa de reforma del sector de la salud con el objetivo de modernizar el sistema de salud del país. En 2001, lanzó el Seguro Nacional de Salud y ha estado trabajando desde entonces, con el apoyo de la OPS/OMS, para ampliar el acceso y mejorar la calidad de la atención.

“La OPS/OMS ha brindado cooperación técnica al país durante años en áreas como organización de los servicios de salud, políticas, legislación, administración de hospitales, fortalecimiento del primer nivel de atención y redes integradas para garantizar que el sistema de salud del país sea fuerte y resistente", dijo la doctora Noreen Jack, Representante de la OPS/OMS en Belice. La Organización, agregó, “ahora es socio implementador de un proyecto del Ministerio de Salud y la Unión Europea que destinará casi 7 millones de Euros para fortalecer el sistema de salud”.

Esta iniciativa se enfoca en la evaluación de la reforma de salud y la reorganización del sistema de salud, la adopción de establecimientos de salud inteligentes (verdes y resistentes a los desastres), mejoras en la prestación de servicios, en el modelo de atención y en el Sistema de Información de Salud, y la ampliación del NHI, entre otras.

Al tomar este camino, el país busca expandir el acceso y la cobertura de salud a todas las personas, sin dejar a nadie atrás.