Roseau, Dominica, 1 de mayo de 2019 (OPS)- A casi tres décadas de dedicarse a la partería, Odette Thieophile trabaja en el Centro de Salud de Roseau, en Dominica, donde recibe a cerca de 220 bebés al año. Esta partera que eligió su profesión por vocación siente un fuerte compromiso con la salud de las mujeres y subraya que lo más importante son los partos seguros y las madres y los bebés sanos. 

Odette, junto con otras 39 colegas de Dominica, participó este año de los talleres de formación en el uso de los formularios del Sistema Informático Perinatal (SIP) y del SIP Plus, un sistema creado por el Centro Latinoamericano de Perinatología (CLAP/SRM) de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que consolida la información de salud de las embarazadas y los recién nacidos.

“Utilizar el SIP es ocuparse de las madres y los niños en un momento crítico de la vida. Y eso es lo que está haciendo ahora Dominica”

“El SIP permite la recopilación y consolidación automática de datos para hacer análisis de la situación de salud y tomar decisiones informadas sobre estrategias y políticas que pueden salvar la vida a los recién nacidos”, explicó el doctor José Luis Díaz Rossello del CLAP/OPS, uno de los docentes de la capacitación en Dominica.

enfermera Dominica
enfermera dominica 600x800

Un niño corre el mayor riesgo de defunción en los primeros días de vida, lo que se conoce como el período neonatal. En 2017, unos 2,5 millones de niños murieron en su primer mes de vida en el mundo, lo que representa el 47% de las defunciones de menores de 5 años. En Dominica, 15 de cada mil nacidos vivos no sobreviven los 28 días. “Utilizar el SIP es ocuparse de las madres y los niños en un momento crítico de la vida. Y eso es lo que está haciendo ahora Dominica”, destacó Díaz Rossello.

Para la partera Odette, la capacitación recibida le permitirá mejorar la salud de las madres y recién nacidos a través del “monitoreo y evaluación, el seguimiento de la calidad de atención y los procedimientos de diagnóstico de los servicios”. 

El SIP, que es sencillo de utilizar y de bajo costo, está constituido por varios elementos como la historia clínica perinatal (HCP) y el carné perinatal (CP). Actualmente, diez países de las Américas utilizan la versión Plus del SIP, que permite a los administradores de salud conocer a fondo las causas de fallecimiento de los recién nacidos y realizar un seguimiento para mejorar la salud neonatal.

Odette le encuentra numerosas ventajas al sistema: “Proporciona información de inmediato, permite auditar el trabajo realizado, ayuda a identificar las carencias y lo que se necesita corregir, dirige la planificación y programación y ayuda a garantizar la calidad de la atención”, enumera. 

Tras la capacitación que se realizó en febrero pasado, las autoridades del Ministerio de Salud de Dominica decidieron iniciar en abril el uso del SIP Plus como la historia clínica para el periodo prenatal, parto, intraparto y del recién nacido. En la isla, señala Odette, “todos los proveedores de salud estarán involucrados en la recolección de datos y en su análisis”. Un paso hacia adelante que puede salvar la vida de los recién nacidos.

Enlaces

Sistema informático perinatal
— Centro Latinoamericano de Perinatología, Salud de la Mujer y Reproductiva (CLAP)