This page has been archived and is no longer updated. We apologize for the inconvenience. To find similar material or an updated version of the page, please visit one the following resources:
Health Topics || Country Sites || News Releases || Our New Homepage

Esta página ha sido archivada y ya no es actualizada. Pedimos disculpas por la molestia. Para encontrar material similar o una versión actualizada de la página, visite uno de los siguientes recursos:
Temas de salud || Sitios de países || Comunicados de prensa || Nuestra nueva página de inicio

Ginebra, 21 de mayo de 2019 (OPS/OMS)- Delegaciones de los países que están en la 72ª Asamblea Mundial intercambiaron experiencias e ideas sobre cómo fomentar la confianza en las vacunas y redoblar los esfuerzos mundiales en materia de inmunización para preservar la salud de todas las generaciones, en un evento paralelo que fue organizado, entre otros, por Estados Unidos, Brasil, Canadá y Colombia.

El secretario de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Alex Azar, dijo que la complacencia, el malentendido y la información errónea estaban causando que las tasas de vacunación disminuyeran a nivel mundial, con resultados adversos, pese a que las vacunas son seguras y salvan vida. Destacó cómo los rumores llevan a quienes lo necesitan a evitar la vacuna para prevenir el ébola, o las acciones terroristas generan problemas en el acceso a la vacuna contra la poliomielitis, o las teorías conspirativas en las redes sociales confunden a padres que tienen buenas intenciones. 

Alex Azar Secretary

Azar se refirió a la situación en su país que registró en los últimos meses un incremento de casos de sarampión, el mayor número de casos desde que Estados Unidos declaró su eliminación en 2000. “Pero podemos luchar y no van a encontrar una administración más comprometida en hacerlo”, afirmó el secretario. Indicó que su país está buscando generar mayor conciencia sobre la necesidad de vacunarse, y dijo que era importante lograr una colaboración cercana con distintos sectores, como líderes religiosos o redes sociales, así como trabajar con los padres y alentar a que discutan sus dudas con sus médicos. Indicó que los abuelos pueden ser otra figura a la que recurrir para fomentar la confianza en las vacunas, pues tienen conocimiento previo de enfermedades como sarampión.

Por su parte, el ministro de Salud de Brasil, Luiz Henrique Mandetta, también manifestó el compromiso de su país en generar coberturas altas de vacunación y fomentar la confianza en las vacunas. Sostuvo que las dudas sobre las vacunas pueden ser un tema multicultural, que está ocurriendo en varias sociedades y con distintos motivos, en particular con el uso de redes sociales donde se amplifican esos cuestionamientos a la efectividad de la vacuna.

Ministro de Salud de Brasil, Mandetta

“Las vacunas podrían ser nuestro punto de encuentro cuando hablamos de cobertura universal de salud. Es un tema de encuentro. Las vacunas deben ser universales”, subrayó Mandetta, quien también se refirió al brote de sarampión que comenzó en el norte de Brasil, donde se registró un alto flujo de migrantes de Venezuela. El ministro explicó que este brote motivó no sólo a empezar una campaña de vacunación en el área afectada, sino un “movimiento nacional por la vacunación”. Además, Brasil está fortaleciendo el aspecto de producción e investigación en vacunas, dijo.

En tanto, la directora de Salud Pública de Canadá, Theresa Tam, comentó que su país tiene una cobertura de vacunación que está bien, aunque no es óptima ya que hay bolsones de bajas coberturas en ciertos grupos de la población. Explicó que han estado constantemente monitoreando la información errónea o falsa sobre vacunación que sale en Internet y hay una abundante oferta de sitios web con ese tipo de material, cuyo origen es desconocido. 

Un reciente brote de sarampión en una de sus provincias puso la alerta para comenzar a explorar nuevos caminos para abordar la pérdida de confianza en las vacunas, dijo. Comenzaron a trabajar con las plataformas de redes sociales como Twitter y Facebook, para determinar cómo estaban operando los flujos de información y coordinar cómo se puede contrarrestar o hasta eliminar este tipo de información engañosa, una serie de acciones que están emprendiendo con otros organismos incluida la OMS. Otro enfoque es la creación de una coalición de socios y aliados para compartir información pública que funcione con mecanismos similares a los de grupos anti vacunas, para fomentar la confianza en las vacunas.

Existe un fuerte consenso científico sobre la seguridad de las vacunas pero algoritmos de las redes favorecen contenidos sensacionalistas, afirmó el presidente ejecutivo de GAVI, Seth Berkley, quien llamó a trabajar con las firmas detrás de las redes sociales para evitar que la información falsa sobre las vacunas continúe circulando en redes.

Los panelistas también hablaron de la necesidad de trabajar con los trabajadores de la salud para que estén empoderados en dar las respuestas necesarias y persuadir a los padres sobre la necesidad de que vacunen a sus hijos. También coincidieron en que se debe crear un movimiento social que aliente la confianza en las vacunas.