La Paz 30 de julio de 2019 - Una Comisión Internacional independiente de expertos internacionales en enfermedad de Chagas, en el marco de las acciones de la Iniciativa Cono Sur de Prevención, Control y Atención de la Enfermedad de Chagas (INCOSUR/Chagas), trabajó del 23 al 27 de julio próximo pasados, con la coordinación de la Representación OPS/OMS en Bolivia, junto al Programa Nacional de Chagas del Ministerio de Salud, los Servicios Departamentales de Salud (SEDES) y las alcaldías involucradas en la evaluación de la situación epidemiológica y de control en Municipios selectos de Cochabamba, Chuquisaca y Tarija, y en la recertificación de la validación de la interrupción de la transmisión vectorial domiciliaria de Trypanosoma cruzi por el vector, Triatoma infestans.

Los resultados obtenidos, expresan que la Comisión Evaluadora Internacional revalida la situación de interrupción sostenida, de la totalidad de los municipios de los Departamentos de La Paz y Potosí, validados para interrupción de la transmisión vectorial domiciliaria de Trypanosoma cruzi por Triatoma infestans entre los años 2011 y 2012, que se detallan a continuación:

La Paz (21 municipios): Apolo, Aucapata, Ayata, Cairoma, Cajuata, Caranavi, Charazani, Chulumani, Combaya, Coripata, Coroico, Inquisivi, Irupana, La Asunta, Licoma, Luribay, Mecapaca, Palca, Quiabaya, Sapahaqui, Sorata.

Potosí (23 municipios): Puna, Ckochas, Caiza, Tacobamba, Betanzos, Villazon, Tupiza, Cotagaita, Vitichi, S.P.B.V., Toro Toro, Acasio, Arampampa, Ravelo, Tomave, Ocuri, Colquechaca, Pocoata, Chaqui Tinguipaya Mojinete, Puna.

De la misma forma, la Comisión Evaluadora Internacional valida la interrupción de la transmisión vectorial domiciliaria de Trypanosoma cruzi por Triatoma infestans en todos los municipios consignados a continuación: Dpto.de Cochabamba 6 municipios (Arque, Tacopaya, Cocapata, Independencia, Morochata, Tapacari), Dpto.de Tarija 5 municipios (El Puente, San Lorenzo, Padcaya, Uriondo, Yunchara) y Dpto.de Chuquisaca 8 municipios (Zudañez, Tomina, Villa Alcalá, El Villar, Sopachuy, Villa Serrano, Azurduy, Tarvita).

Estas demostraciones, muestran notables avances en la prevención, control y atención de la enfermedad de Chagas, que deben continuar y sostenerse, ya que aún queda mucho más por alcanzar.

Se destacó que a futuro:

  • dado los niveles de avance en el control vectorial en los departamentos y Municipios considerados, se recomienda garantizar las acciones de evaluación entomológica y control químico, siguiendo los procesos con excelencia técnica, y corrigiendo posibles fallas en las actividades, basadas en las supervisiones de campo;
  • reforzar las buenas prácticas y los mecanismos de control de calidad internos y externos para el desarrollo de pruebas serológicas, en el tamizaje de donantes de sangre para Chagas, así también en los receptores y donantes de órganos para trasplantes. Fomentar la donación voluntaria altruista de sangre, como mecanismo ideal de seguridad en la donación;
  • propiciar y fortalecer el abordaje integral del diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de Chagas congénita, incorporado como problema de salud pública; y su manejo desde la perspectiva de salud de la madre y el niño, abordándose en el marco de la “Eliminación de la Transmisión Materno Infantil (del VIH, sífilis, la hepatitis B, y la enfermedad de Chagas (ETMI-Plus)”;
  • y garantizar el acceso a la atención integral universal para la totalidad de las personas infectadas por T.cruzi, cualquiera sea su edad y la etapa evolutiva de su afección, recomendándose la intensificación de estrategias de búsqueda de infectados por enfermedad de Chagas, en todo el territorio nacional.

Sin duda notables avances de Bolivia en el manejo, control y prevención de una enfermedad endémica y regional de gran impacto en salud pública.

Enlaces relacionados

Communicable Diseases and Environmental Determinants of Health
www.paho.org/cde