This page has been archived and is no longer updated. We apologize for the inconvenience. To find similar material or an updated version of the page, please visit one the following resources:
Health Topics || Country Sites || News Releases || Our New Homepage

Esta página ha sido archivada y ya no es actualizada. Pedimos disculpas por la molestia. Para encontrar material similar o una versión actualizada de la página, visite uno de los siguientes recursos:
Temas de salud || Sitios de países || Comunicados de prensa || Nuestra nueva página de inicio

ninos covidEl 3 de abril de 2020- La Unidad de Salud Mental y Uso de Sustancias organizó un seminario virtual para los coordinadores de salud mental de la OPS y Ministerios de Salud en Latinoamérica sobre cómo ayudar a los niños a superar el estrés durante la pandemia del COVID-19. El seminario virtual fue coordinado por los doctores Carmen Martínez y Andrea Bruni, las asesoras de salud mental para América Central y América del Sur, respectivamente. Dr. Germán Casas de Médicos Sin Fronteras (MSF) presentó el tema.

Los niños representan una población vulnerable en el contexto de COVID-19. La pandemia está generando problemas específicos en la salud mental de los niños que deben ser detectados y tratados. El Dr. Casas proporcionó estrategias de SMAPS para los niños durante el COVID-19 en cuatro áreas clave: información; seguridad y confianza; aislamiento y confinamiento; y escolarización.

Información: Los niños tienen derecho a estar informados sobre lo que sucede durante la pandemia; mantenerlos informados no significa angustiarlos. Sin embargo, los niños deben recibir información de acuerdo a su edad y nivel de desarrollo y necesitan ser protegidos de información peligrosa y escandalosa.

Seguridad y confianza: Se debe dar prioridad a la seguridad y la confianza de los niños, incluida la seguridad de la familia, su entorno y sus alrededores. En la medida de lo posible, los niños no deben ser separados de sus padres o hermanos. En caso de aislamiento/hospitalización de sus padres o cuidadores, debe garantizarse el contacto entre padres/cuidadores e hijos. Durante ese tiempo, los padres y los cuidadores pueden alentar a los niños a expresar libremente sus sentimientos y emociones de manera natural y apropiada para su edad. También pueden fomentar las rutinas, los hábitos y los horarios.

Aislamiento y encierro pueden provocar problemas de salud mental en los niños. Puede representar un cambio abrupto e inesperado para los niños que afecta sus rutinas, hábitos y comportamientos sociales. Además, puede aumentar los riesgos de abuso, maltrato, negligencia y abandono.

Educación: La necesidad de aislamiento ha afectado la educación de millones de niños en todo el mundo. La continuación de las actividades escolares en el hogar debe ser considerada una prioridad. Deberían promoverse estrategias de aprendizaje a distancia, y los educadores deberían incluir a los padres en esas estrategias y proporcionarles apoyo de seguimiento.

Es importante que las intervenciones del SMAPS para los niños se adapten a su edad, contexto y cultura, y que incluyan siempre a sus familias y a los cuidadores y sistemas de protección. Los niños con afecciones mentales o neurológicas previas corren un mayor riesgo durante el período COVID-19, por lo que deben considerarse estrategias para su protección, atención y acceso a su tratamiento y apoyo.

Para más información sobre la crianza de los hijos en la época de la pandemia del COVID-19, por favor visite: https://www.paho.org/es/temas/coronavirus/enfermedad-por-coronavirus-covid-19/covid-19-crianza