Los determinantes sociales de la salud deben formar parte del marco para monitorear los avances hacia la cobertura universal, señalan expertos

Washington, DC, 5 de febrero de 2014 (OPS/OMS).- Expertos en salud y desarrollo que se reunieron esta semana en la Organización de la Salud Panamericana de la Salud/ Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), dijeron que la cobertura sanitaria universal debe ser el objetivo central de la agenda de salud mundial después de 2015, y que una mayor inclusión social en general, será esencial para avanzar en el bienestar humano en las Américas y en todo el mundo.

 
 

"Las buenas políticas que promueven la equidad y la inclusión social tienen una mejor oportunidad de mejorar el bienestar de las personas", señaló el subdirector de la OPS/OMS, Francisco Becerra. "La cobertura sanitaria universal representa el espíritu de Alma Ata en el siglo 21 y abre una nueva oportunidad para colocar políticas sanas y a las personas en el centro mismo del desarrollo de una manera inclusiva".

Las declaraciones se produjeron durante el seminario especial "Cobertura universal de salud: sentar las bases en la región de las Américas", celebrado el 3 de febrero pasado en la sede de la OPS/OMS en Washington, DC.

Maitreyi Bordia Das, especialista principal del Banco Mundial sobre desarrollo social, dijo que la investigación llevada a cabo por el Banco Mundial muestra que las causas de la exclusión social van más allá de las diferencias de ingresos, tanto en general como en términos de acceso a la atención médica. Por ejemplo, las mujeres tribales de la India son mucho más propensas a dar a luz en su casa que en los centros de salud, donde podrían beneficiarse de la asistencia calificada durante el parto. La investigación en profundidad reveló que la razón de esta reticencia era el maltrato ejercido por personal sanitario.

La exclusión social "no siempre está relacionada con el dinero", afirmó Bordia Das. "Las causas reales pueden ser mucho más profundas y no se estar relacionadas para nada al sistema de salud".

La comprensión de las complejas causas de la exclusión social puede ayudar a avanzar hacia la cobertura universal de la salud, señaló. Al arrojar luz sobre las diferencias sistemáticas en el acceso a la atención, este tipo de investigación puede ayudar al sector de la salud a abordar las áreas de necesidad.

Patricia Frenz, profesora asistente en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, señaló que existe un amplio consenso mundial sobre la importancia de los determinantes sociales de la salud. "Setenta y cinco por ciento de los resultados de salud dependen de condiciones de vida y de trabajo", remarcó.

Si bien algunos han cuestionado que la cobertura universal sea un objetivo específico de desarrollo, Frenz dijo que es "el único objetivo de salud que integra todos los aspectos del derecho a la salud".

Señaló, sin embargo, que los indicadores de progreso hacia la cobertura universal deben mirar más que el porcentaje de la población cubierta. Para asegurar una verdadera universalidad, los determinantes sociales clave -incluida la educación, el desarrollo temprano  infantil, el empleo, la pobreza, la distribución del ingreso, y otros- deben ser incorporados como indicadores básicos en un marco de supervisión de los avances hacia la cobertura universal.

Rosilene Mendes dos Santos, asesora de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA) de Brasil, describió los esfuerzos ambiciosos de su país para expandir la protección social y mejorar la producción mediante la incorporación de los microempresarios y productores agrícolas de pequeña escala en la economía formal y la provisión de beneficios sociales y económicos, incluyendo la cobertura de salud.

"Sabemos que las pequeñas empresas están realmente aportando a la economía, pero la mayoría de los microempresarios no están cubiertos", indicó Dos Santos. Sostuvo  que estos esfuerzos han implicado a múltiples ministerios y han exigido un "cambio de paradigma" en su propia agencia, que ha pasado de un enfoque en la aplicación de la regulaciones a otro "enfocado en la producción artesanal, el respeto por las comunidades locales y las tradiciones, y la preservación de los conocimientos tradicionales".

Luiz Galvão, jefe del Programa Especial sobre Desarrollo Sostenible y Equidad en Salud de la OPS/OMS, señaló que la exclusión social sigue siendo un reto para la mayoría de los países de las Américas, a pesar de impresionantes avances en el aumento de la esperanza de vida y la mejora de otros indicadores clave de salud. La cobertura universal de salud es fundamental para los esfuerzos por reducir la exclusión social. "Esto abre una nueva oportunidad para colocar a las personas en el centro del desarrollo, teniendo en cuenta los determinantes sociales de la salud, incluida la atención sanitaria integral, y se basa en las necesidades de las personas y las comunidades, promoviendo así la equidad y la dignidad", manifestó.

El evento fue el segundo de una serie de seminarios de la OPS/OMS sobre cobertura sanitaria universal.