Salud Mental y Uso de Sustancias

trabajadores de la saludEl 27 de marzo de 2020- La Unidad de Salud Mental y Uso de Sustancias organizó un seminario virtual para los puntos focales de salud mental de la OPS y los Ministerios de Salud de Latinoamérica sobre salud mental y apoyo psicosocial (SMAPS) para los profesionales de la salud que participan en la respuesta a COVID-19. El seminario virtual fue coordinado por los doctores Carmen Martínez y Andrea Bruni, asesores de salud mental para América Central y América del Sur, respectivamente. Entre los ponentes se encontraban el Dr. Bruni; Miguel Ángel Castejón Bellmunt de la Fundación Manantial, una fundación de salud mental con sede en España; y la Dra. Luz María Salazar, consultora de la OPS/OMS Colombia.

Los profesionales de la salud, incluidos médicos, enfermeras, técnicos, trabajadores sociales, entre otros, están en la primera línea de la respuesta al brote de COVID-19, exponiéndolos a numerosos peligros y factores de estrés que pueden poner a prueba su salud mental y su bienestar. Entre esos peligros se encuentran la exposición a patógenos, las largas jornadas laborales, la angustia psicológica, la fatiga, el agotamiento ocupacional, el estigma y la violencia física y psicológica.

El Dr. Bruni proporcionó recomendaciones para los equipos de salud que respondieron al brote del COVID-19. Destacó la importancia del autocuidado, como la necesidad de descansar, hacer ejercicio, mantener una dieta saludable y evitar el uso de tabaco, alcohol y drogas para aliviar el estrés. Otras estrategias clave incluyen mantener la comunicación con los seres queridos, buscar el apoyo de los colegas y tratar de recordar y poner en práctica estrategias que han funcionado en otras ocasiones para manejar el estrés. El Dr. Bruni presentó a continuación los principios de acción de los Primeros Auxilios Psicológicos (PAP), un recurso usado para brindar apoyo a las personas en apuros.

En su presentación, el Dr. Castejón Bellmunt destacó que los profesionales de la salud requieren una atención prioritaria en el contexto del brote y la respuesta del COVID-19. Esta atención puede provenir de tres áreas diferentes: la organización del trabajo, los propios profesionales y el método de trabajo. Las organizaciones pueden asegurar las medidas de protección necesarias por parte de las autoridades (máscaras, guantes, etc.), permitir y facilitar el teletrabajo, poner a disposición de las personas con discapacidad servicios de apoyo y de salud, y flexibilizar las funciones y tareas y aumentar la versatilidad y el intercambio. Los propios profesionales de la salud pueden reconocerse como vulnerables en este contexto, darse permiso para descansar y centrarse en el presente, evitando al mismo tiempo las anticipaciones negativas. En conjunto, se recomienda que los profesionales de la salud afronten la situación de COVID-19 colectivamente tratando de sentirse parte de la comunidad a la que están apoyando y conectando con la misión que están desarrollando.

La Dra. Luz María Salazar compartió una presentación sobre la respuesta de Colombia en materia de salud mental a la pandemia del COVID-19, centrándose en los profesionales de la salud. Entre las principales medidas que se han adoptado figuran seminarios por Internet y talleres de capacitación para el personal de salud sobre temas como el manejo del estrés y la prevención del agotamiento, y una línea de apoyo psicológico disponible a través de medios virtuales.

El enlace de grabación se puede encontrar aquí: https://paho.webex.com/paho/lsr.php?RCID=2d232b5f5438092f130ebbfa845c6653

 


disability espEl 23 de marzo, la OMS lanzó el documento Consideraciones durante el brote de COVID 19. El documento ha sido posteriormente traducido al español, portugués y francés.  El 26 de marzo la OPS organizó 2 seminarios web - en inglés y en español - para explicar los conceptos y acciones clave contenidos en el documento. Las personas con discapacidades pueden correr un mayor riesgo de contraer COVID 19 debido a la inaccesibilidad de los mensajes de salud pública, las barreras a las medidas preventivas y las dificultades para llevar a cabo el distanciamiento físico.  Además, las personas con discapacidad pueden correr el riesgo de sufrir peores resultados en materia de salud si contraen COVID 19 en función de las condiciones de salud subyacentes y debido a las barreras y la exclusión dentro de los servicios de salud.

Es fundamental que las personas con discapacidad estén plenamente incluidas en la planificación y ejecución de las iniciativas de COVID-19.  La OPS ha comenzado a colaborar con organizaciones de personas con discapacidad, incluida la Red Latinoamericana de Organizaciones No Gubernamentales de Personas con Discapacidad y sus Familias (RIADIS), para asegurar que la voz de la comunidad de personas con discapacidad sea escuchada e incluida. RIADIS ha apoyado a la OPS para desarrollar algunos de los videos de salud pública de la OPS en el lenguaje de señas internacional.

5 enfoques prácticos para asegurar que las personas con discapacidades se incluyan en la respuesta de COVID son:

  1. Coordinar las acciones con las organizaciones de personas discapacitadas y los líderes de la discapacidad.
  2. Contratar intérpretes de lenguaje de señas, proveedores de subtítulos y otros proveedores expertos en discapacidad para los mensajes de salud pública inclusivos.
  3. Asegurar que las instalaciones sean accesibles, que el personal esté capacitado y que las políticas no discriminen a las personas con discapacidad.
  4. Asegurar que el equipo de prueba y protección de COVID-19 para las personas con discapacidad, los miembros del hogar y los cuidadores.
  5. Cuando sea posible, recopilar datos sobre las personas con discapacidad dentro de la vigilancia

global alcohol

Dublín, Irlanda, 9-12 de marzo del 2020.- La conferencia mundial sobre política de alcohol es la reunión más grande de investigación y abogacía que trabajan en la política sobre alcohol. La conferencia fue patrocinada por la OMS, la Alianza Global de Políticas sobre el Alcohol (GAPA), el Instituto de Estudios sobre el Alcohol, Forut y Movendi International. Debido a la pandemia del COVID-19, de los 412 participantes registrados, alrededor de 340 participaron de 47 países. Algunos oradores enviaron videos o se conectaron en línea. La conferencia fue inaugurada por el Ministro de Salud de Irlanda, anunciando cambios radicales en su política nacional sobre alcohol, basada en las "mejores compras" recomendadas por la OMS. Un tema central de la conferencia fue la interferencia de la industria del alcohol en todos los aspectos de la política de alcohol, en niveles locales, nacionales, regionales y globales.

La Dra. Maristela Monteiro, Asesora Principal sobre alcohol, presentó en varias sesiones las actividades llevadas a cabo por la OPS, desde el lanzamiento del paquete técnico SAFER de la OMS, así como las barreras regionales y las oportunidades para lograr una reducción en el uso nocivo de alcohol. La Dra. Beatriz Champagne, de la Coalición Latino Americana Saludable (CLAS), presentó ponencias en varias sesiones, brindando una perspectiva sobre lo que las ONGs están haciendo en América Latina, así como las brechas y desafíos para avanzar en la participación de la sociedad civil. Como resultado de su participación, la CLAS es ahora una organización miembro de GAPA.

La Dra. Monteiro también presentó tres carteles: uno con los hallazgos clave del próximo informe regional sobre alcohol y la salud; la iniciativa SAFER en las Américas, y sobre los indicadores para pruebas de detección e intervenciones breves desde una perspectiva latinoamericana (resultados de un estudio regional patrocinado por la OPS y el Instituto Nacional de Psiquiatría. La primera autora fue la Dra. Marcela Tiburcio Sainz, quien no pudo asistir a la Conferencia).


COVIDPlan espCOVID-19: atender las necesidades de salud mental y proporcionar apoyo psicosocial durante la pandemia en la Región de las Américas: Plan de acción 2020

La salud mental y el bienestar psicosocial de las poblaciones están profundamente afectados por la pandemia COVID-19. El miedo, la ansiedad/preocupación y la incertidumbre son reacciones comunes en todos los países afectados. Sin embargo, para algunas personas, estas reacciones pueden ser más prolongadas, graves e incapacitantes, lo que provoca un aumento de los trastornos mentales en la Región. Además, los factores de estrés extremo pueden inducir, empeorar o exacerbar condiciones de salud mental preexistentes.

En respuesta a esta creciente amenaza, la Unidad de Salud Mental y Uso de Sustancias de la OPS ha elaborado un Plan de Acción para orientar las acciones de salud mental y apoyo psicosocial (SMAPS) en el contexto del brote de COVID-19 en las Américas, titulado "COVID-19: atención de las necesidades de salud mental y prestación de apoyo psicosocial durante la pandemia en la Región de las Américas: Plan de acción 2020". El objetivo del plan regional, alineado con el plan SMAPS de la OMS, es reducir el sufrimiento y mejorar la salud mental y el bienestar psicosocial de las personas de la Región de las Américas afectadas por la pandemia mundial de COVID-19.

La estructura del plan sigue los cinco pilares del Plan Estratégico Regional de Gestión de Incidentes COVID-19 de la OPS/OMS, y a continuación se presentan las áreas cubiertas en cada pilar:

  • Comunicaciones (desarrollo, adaptación y difusión de materiales de comunicación relacionados con el SMAPS durante COVID-19);
  • Fortalecimiento de los sistemas de salud (creación de la capacidad de respuesta del SMAPS, apoyo a la salud mental de los trabajadores de la salud y protección de las personas en las instituciones);
  • Inteligencia epidemiológica (generación de pruebas sobre el SMAPS y COVID-19 y apoyo a los países en la evaluación y vigilancia rápidas);
  • Medidas de salud pública (habilitación del SMAPS digital/virtual y fortalecimiento de la coordinación e integración interdisciplinaria), y
  • Funciones habilitantes (bienestar e información del personal).

El Plan es un documento vivo, destinado a informar las actividades técnicas del SMAPS de la OPS COVID-19, así como la respuesta de los países a las necesidades de salud mental y psicosociales en desarrollo de sus poblaciones. El Plan incorpora recomendaciones clave basadas en pruebas para la adopción de medidas. La respuesta del SMAPS de COVID-19 abarcará acciones a corto, mediano y largo plazo, con el objetivo a largo plazo de reconstruir sistemas de salud mental más fuertes. Los contextos nacionales dentro de la Región difieren ampliamente, y los países pueden optar por priorizar las acciones que son más relevantes para su contexto o utilizar el Plan como guía para desarrollar planes de acción nacionales más específicos.


Use of Law to Address

Miami, Estados Unidos, 3-5 de marzo del 2020.- La Organización Panamericana de la Salud celebró un taller subregional sobre el uso de la ley para abordar las ENTs y los factores de riesgo en el Caribe, en colaboración con el Departamento de Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental (NMH) y la Oficina de Asesoría Jurídica de la OPS, y el International Legal Consortium (ILC), de la Campaña de Niños Libres de Tabaco (CTFK, por sus siglas en inglés). La reunión fue financiada conjuntamente por el CTFK y la OPS como parte de la UE-ACP para el fortalecimiento del sistema de salud con un enfoque en las ENTs.

El propósito de este taller subregional de 3 días fue desarrollar la capacidad para avanzar en el uso de leyes y reglamentos para abordar los factores de riesgo de las ENTs en el Caribe, con especial atención al control del tabaco y la reducción de los efectos nocivos del uso de alcohol, y nutrición. Asistieron a la reunión 44 participantes, incluidos los representantes de los Ministerios de Salud y Asuntos Legales de 10 países del Caribe (Antigua y Barbuda, Dominica, Granada, Guyana, Jamaica, Santa Lucia, San Vicente y las Granadinas Saint Kitts y Nevis, Suriname Trinidad and Tobago), así como representantes de las instituciones de CARICOM (la Secretaría de CARICOM, Desarrollo Humano y Social, la Oficina General de CARICOM, CARPHA, CROSQ, la Unidad de Economía y Mercado Único de CARICOM, la Administración del Tribunal de Justicia del Caribe), Comisión de la OECO (Jefe de Salud y Asuntos Legales Oficial), Academia, Sociedad Civil, organizaciones asociadas (The Union, CTFK) y asesores de país/subregional de la Sede de la OPS (Patrice Lawrence-Williams, Francisco Armada, Audrey Morris, Maristela Monteiro, Ignacio Ibarra, Alejandro Morlachetti y Elisa Prieto). Además, participaron virtualmente Benn McGrady (OMS) y un representante del Ministerio de Salud de Trinidad y Tobago (Michelle Ash).

La Dra. Monteiro, Asesora Principal sobre alcohol del Departamento de NMH, presentó sobre los mandatos mundiales y regionales relacionados con el alcohol, la nueva iniciativa SAFER de la OMS, la rentabilidad de cada política sobre alcohol y el estado actual de su implementación en los países del Caribe. Asimismo, sobre cómo se puede regular la comercialización del alcohol, con ejemplos de lo que están haciendo otros países. Surinam y Jamaica estaban interesados ​​en fortalecer la cooperación técnica en política de alcohol. En general, había incertidumbre acerca de la viabilidad de manejar efectivamente los conflictos de intereses, dada la fuerte influencia de la industria del alcohol en la subregión. Al final del taller, se acordó crear una red de abogados interesados ​​en avanzar las leyes relacionadas con la salud pública, utilizando las ENTs y los factores de riesgo, como puntos de entrada, y expandirse a otras áreas en el futuro. La red puede beneficiarse de las actividades de creación de capacidad, el intercambio de documentos, materiales y experiencias sobre leyes relacionadas con la salud.