This page has been archived and is no longer updated. We apologize for the inconvenience. To find similar material or an updated version of the page, please visit one the following resources:
Health Topics || Country Sites || News Releases || Our New Homepage

Esta página ha sido archivada y ya no es actualizada. Pedimos disculpas por la molestia. Para encontrar material similar o una versión actualizada de la página, visite uno de los siguientes recursos:
Temas de salud || Sitios de países || Comunicados de prensa || Nuestra nueva página de inicio

La gripe o influenza es una enfermedad viral respiratoria que se presenta habitualmente en los meses más fríos del año. Los síntomas suelen aparecer a las 48 horas de contagiarse, y la mayoría de los afectados se recupera en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico. Sin embargo, niños pequeños, adultos mayores y personas con factores de riesgo pueden tener graves complicaciones que pongan en riesgo sus vidas.

La forma más eficaz de prevenir complicaciones graves es con la vacunación. A pesar de que existe una vacuna con una efectividad moderada -dada la continua variación de los virus circulantes que requiere actualizar anualmente su composición-, se estima que solo la mitad de la población en riesgo se la aplica cada año en los países de la región que reportan datos.

Son muchos los consejos sobre cómo prevenir y curar la gripe. Te presentamos 11 creencias generalizadas que, a pesar de no ser ciertas, continúan repitiéndose. Aquí están los 11 mitos: Descargar pdf

mito 1 Small

MITO: La gripe no es grave, no es necesario vacunarse. FALSO! La gripe puede matar hasta 650.000 personas al año mundialmente. Aunque cualquier persona sana puede contraerla, el riesgo de complicaciones, como neumonía, es mayor para aquellas personas cuyo sistema inmunológico está más vulnerable. Descargar imagen

mito 2 Small

MITO: La vacuna contra la gripe causa gripe. FALSO!
Las vacunas ayudan a que el organismo desarrolle inmunidad, sin provocar la enfermedad. Concretamente, hacen que el sistema inmunitario produzca anticuerpos protectores. Descargar imagen

mito 3 Small

MITO: Es mejor enfermarse que vacunarse. FALSO!
La gripe puede ser una enfermedad grave, especialmente entre embarazadas, niños, adultos mayores y personas que padecen enfermedades crónicas. Para obtener protección, vacunarse es una opción segura y que debe repetirse todos los años, ya que los virus cambian. Descargar imagen

mito 4 Small

MITO: La gripe no es más que un resfrío fuerte. FALSO!
Hay que diferenciar la gripe del resfrío. Las infecciones por gripe son más severas, comienzan súbitamente y producen síntomas como fiebre, dolores musculare y articulares, escalofríos, dolor de cabeza, tos y dolor de garganta. Los síntomas obligan a permanecer en cama varios días y pueden causar neumonía, bronquitis, entre otras. El resfrío es una enfermedad leve, causada por varios virus respiratorios, que puede cursar con fiebre baja, pocos síntomas sistémicos. Descargar imagen

mito 5 Small

MITO: La vitamina C previene la gripe. FALSO!
Una dieta sana, rica en vitaminas y minerales, ayude a estar más saludable, pero no garantiza la prevención. La vacunación es una de las medidas de prevención más importante y efectiva. Descargar imagen

mito 6 Small

MITO: Salir sin abrigo o tomar frío produce gripe. FALSO!
La gripe estacional coincide con la temporada más fría del año, por eso las personas asocian las bajas temperaturas con la gripe. Tomar frío puede afectar los mecanismos de defensa pero no produce la enfermedad.Descargar imagen

mito 7 Small

MITO: Los antibióticos curan la gripe. FALSO! Los antibióticos se prescriben para combatir las infecciones bacterianas mientras que la gripe es producida por virus. Con antibióticos no se curará la infección ni se evitará el contagio a otras personas. Los antibióticos en cambio, cuando se usan inadecuadamente, pueden causar reacciones dañinas y generar la resistencia de las bacterias.Descargar imagen 

mito 8 Small

MITO: Si tengo mocos no me puedo vacunar contra la gripe. FALSO!
Estar cursando una infección leve, sin fiebre no contraindica la vacunación. Descargar imagen  

mito 9 Small

MITO: Si estoy utilizando antibióticos o inhaladores por el asma no puedo vacunarme. FALSO! Estar utilizando antibióticos (si ya no tengo fiebre) o inhaladores que contengan corticoides no es contraindicación para recibir la vacuna antigripal.Descargar imagen

mito 10 Small

MITO: Si estoy embarazada o en lactancia no puedo vacunarme. FALSO!
Ni el embarazo ni la lactancia son contraindicaciones para recibir la vacuna antigripal. La vacunación de la mujer embarazada (en cualquier semana de la gestación) es muy importante para protegerla a ella misma y al bebé durante los primeros meses de vida. Descargar imagen 

mito 11 Small

MITO: Los trabajadores de salud no tienen que vacunarse contra la influenza porque ya tienen los sistemas inmunológicos fuertes. FALSO!
Los trabajadores de salud tienen que vacunarse cada año para proteger a sus pacientes, familias y a ellos mismos.Descargar imagen 


Para otras alertas y actualizaciones epidemiológicas por favor visite esta página




Presione aquí para obtener los datos de cobertura en un archivo excel.

Haga clic en la imagen a continuación para la visualización de datos de cobertura de la vacuna contra la influenza en la Región.

 


La finalidad principal de la vacunación contra la influenza estacional es evitar los casos graves de gripe y sus complicaciones. En la actualidad, 39 países y territorios de las Américas ofrecen vacunación contra la influenza a grupos de alto riesgo definidos en cada país.

El Grupo Técnico Asesor sobre Enfermedades Prevenibles por Vacunación de la OPS (GTA) recomienda que los siguientes grupos de individuos sean vacunados para reducir la incidencia de la enfermedad grave y la muerte prematura: embarazadas, niños de 6 meses a 5 años, personas mayores, pacientes con enfermedades médicas crónicas y profesionales sanitarios. Debido a la vulnerabilidad de las embarazadas a las complicaciones por la infección de influenza, el GTA insta a los países a que aumenten la cobertura de vacunación de las embarazadas. La vacunación contra la influenza en el embarazo se considera segura y se recomienda su administración durante la temporada de gripe a todas las mujeres en cualquier momento de la gestación. Esta recomendación se fundamenta no sólo en el posible curso grave de la gripe durante el embarazo, sino también para proteger a los lactantes contra la gripe durante sus primeros meses de vida, cuando son más vulnerables.

La vacuna contra la influenza está disponible en dos preparaciones, la vacuna contra la Influenza Inactivada Trivalente o Cuadrivalente (TIV o QIV) y la vacuna contra la Influenza Viva, Atenuada (LAIV). TIV y LAIV son antigénicamente equivalentes y contienen tres cepas de influenza anualmente recomendadas: gripe de tipo A (H3N2), gripe de tipo A (H1N1) y gripe de tipo B. QIV contiene además de estas tres cepas una adicional de tipo B. Cada año, los virus de la influenza a incluir en la vacuna se evalúan sobre la base de la vigilancia mundial para los virus de la influenza.

Visite nuestra sección Recursos de conocimiento sobre influenza para mayor información.