Cover 1

Introducción

Trinidad y Tabago es un estado formado por islas gemelas, constituye el territorio más meridional de las Indias Occidentales y está ubicado frente a la costa norte de Venezuela. Las islas cuentan con una superficie total de 5.128 km2. La isla de Trinidad ocupa 4.828 km2 y alberga el 96% de la población; Tabago abarca 300 km2. La ciudad capital es Puerto España y está localizada en la costa noroeste de Trinidad en el Golfo de Paria. El clima es tropical con temporadas secas y de lluvias bien definidas.

Según el censo del año 2000, la población de Trinidad y Tabago era de 1.262.366 habitantes, lo cual significa un aumento de 4% con respecto al decenio anterior; la población calculada a mediados del año 2010 fue de 1.317.714 habitantes, con una distribución equitativa entre hombres y mujeres (1, 2). En la figura 1 se presenta la estructura de la población en función de los grupos de edad y el sexo en 1990 y 2010. En 2008, 86,8% de la población vivía en las zonas rurales. En el año 2000 la densidad de población era de 246 personas por km2 y se calcula una densidad de 257 personas por km2 en 2010. La población de Trinidad y Tabago presenta diversidad étnica, pues 40% tiene ascendencia índica, 37,5% ascendencia africana, 20,5% de la población es mestiza y 2% pertenece a otros grupos étnicos (chino, europeo y del Oriente Medio).

Figure 1

El país obtuvo su independencia del Reino Unido en 1962 y se convirtió en una república democrática dentro de la Commonwealth en 1976. El gobierno opera en un sistema parlamentario con un Presidente como jefe de Estado. En 2010, se eligió por primera vez una mujer al cargo de Primer Ministro en el país. Cuatro de los ministros nombrados en 2010 fueron mujeres, en comparación con 10 ministros en la administración anterior. El poder legislativo depende del Parlamento, que consta de una Cámara de Representantes cuyos miembros son elegidos y un Senado cuyos miembros son nombrados. El sistema local de gobierno está compuesto por 14 corporaciones municipales y nueve corporaciones regionales que están a cargo, entre otras actividades, de la salud pública y los servicios de saneamiento y planificación del desarrollo. Tabago cuenta con su propia estructura local de gobierno, administrada por la Asamblea de Tabago.

Durante el último decenio, el perfil demográfico del país ha experimentado una transición caracterizada por una tasa de fecundidad decreciente (de 1,74 en 2006 a 1,72 en 2010), una disminución de la población menor de 15 años de edad y un crecimiento (duplicación) del grupo de más de 60 años de edad (3). La tasa bruta de natalidad aumentó de 12,9 en 2006 a 14,37 en 2010 y la tasa bruta de mortalidad disminuyó de 10,57 en 2006 a 8,21 en 2010. Con la modificación de la estructura etaria de la población, se reduce la capacidad de fuerza laboral que mantiene a la población senescente e inactiva, lo cual origina una mayor necesidad de gasto público destinado al apoyo a los ancianos. Se ha tomado una serie de medidas a fin de responder a los problemas de los ancianos, entre ellas la formulación de una política nacional sobre el envejecimiento y el establecimiento de una División de Envejecimiento en el Ministerio de Desarrollo Social (4). En el año 2000, la esperanza de vida global fue de 68,9 años (72,8 años en las mujeres y 65,2 años en los hombres) y en 2009 aumentó a 70,3 años (74,5 años en las mujeres y 66,2 años en los hombres) (5).

El país atraviesa además una transición epidemiológica, con disminución de las enfermedades transmisibles y aumento de las enfermedades crónicas no transmisibles. Sin embargo, se han observado cambios positivos en algunos de los indicadores de salud, especialmente una disminución de la mortalidad y una baja de la incidencia de enfermedades transmisibles en los menores de 5 años.

Trinidad y Tabago ha mantenido un alto Índice de Desarrollo Humano (0,758) y en el Informe sobre el Desarrollo Humano de 2010 ocupó la posición 59.a entre los 169 de países del mundo (6).

Determinantes Y Desigualdades En Salud

Trinidad y Tabago ha mantenido el contexto económico dentro de límites aceptables de estabilidad, pero el país se ha visto afectado por la crisis económica mundial. Entre los años 2000 y 2007 hubo un crecimiento económico considerable (un poco por encima de 8%), seguido de contracciones en 2007 y 2008, un crecimiento de 3,5% en 2009 y un crecimiento apenas superior a 2% en 2010 (7, 8). Los prolongados incrementos de la tasa de inflación básica alcanzaron un máximo de 7,9% en 2007, pero en agosto de 2010 esta tasa había disminuido a 4,1% (9).

La economía continúa dependiendo en gran medida del sector de la energía (el petróleo y el gas natural) pero existen iniciativas de diversificación de la economía, que estriban en un aumento de la participación de otros sectores importantes como la agricultura, la industria y el turismo. En 2007, se calculó que el sector de los servicios empleaba 62,9% de la mano de obra; la construcción y el sector de los servicios públicos ocupaba 20,4%; el sector de la industria, la minería y la cantería empleaba 12,8%; y el sector agropecuario 3,8% (8). Durante el período de notificación, el petróleo y el gas contribuyeron con 40% al producto interno bruto (PIB), lo cual representó 80% de las exportaciones del país y 5% del empleo (6). El PIB por habitante disminuyó de US$ 22.000 en 2008 a US$ 21.200 en 2009.1La tasa de cambio en el primer semestre de 2011 fue de 6,4 dólares de Trinidad y Tabago por US$ 1. La tasa de desempleo en 2009 fue de 5,3%, distribuida en 4,6% de los hombres y 6,3% de las mujeres (9).

Pese a que Trinidad y Tabago conserva una economía relativamente estable, existen focos de pobreza. La Encuesta de Condiciones de Vida de 2005 reveló que 16,7% de la población era pobre y 1,2% indigente (10). Esta encuesta puso en evidencia que las familias más pobres tendían a estar encabezadas por mujeres. Las mujeres pobres tenían mayor probabilidad de tener más hijos y de haber comenzado más jóvenes la maternidad que las mujeres con mayores ingresos. En general, los logros educativos en Trinidad y Tabago reflejan la situación socioeconómica (a un bajo nivel educativo corresponde una baja condición socioeconómica).

El gobierno provee educación gratuita en el nivel primario, secundario y terciario. El acceso y las matrículas han sido altos y se han notificado índices por encima de 97% en la escuela primaria y por encima de 75% en la educación secundaria. En 2009, la proporción entre mujeres y hombres en la educación primaria fue de 0,95 y en el nivel secundario, de 1,06 (9, 11). En la educación universitaria, el número de mujeres sobrepasa la cantidad de hombres. El índice de alfabetización de los adultos en 2009 fue de 99% (11, 12).

En el Índice de Desarrollo según el género en 2011, Trinidad y Tabago ocupó el 53.° lugar entre 146 países, con un Índice de Desigualdad entre los Sexos de 0,331; en el 2008, el país ocupó el 48.° lugar, con un índice de 0,47 (6). Este índice es el resultado de las desventajas que sufren las mujeres en tres esferas que son la salud reproductiva, el empoderamiento y el mercado del trabajo y revela las diferencias que existen entre los hombres y las mujeres con respecto a la distribución de los logros. Estas inequidades persisten, pese a una mayor participación femenina en el gobierno y un mayor progreso educativo en el país. Los hombres participan en menor medida que las mujeres en el sistema de educación y toman mayor parte en los comportamientos de alto riesgo (por ejemplo, una actividad sexual temprana y el consumo de drogas y alcohol) y tienen mayor probabilidad de ser víctimas de la violencia y los accidentes (13).

Según la Encuesta de Condiciones de Vida de 2005, 78% de las familias vivía en domicilios ocupados por los propietarios y 14% en domicilios alquilados (10). En el año 2009, 92% de los hogares contaba con electricidad (94% en zona urbana y 87% en zona rural); 55% tenía teléfono fijo (59% en zona urbana y 45% en zona rural); 97% utilizaba estufas eléctricas o de gas (98% en zona urbana y 96% en zona rural); 84% poseía refrigeradores (87% en zona urbana y 76% en zona rural); y 87% tenía televisores (89% en zona urbana y 81% en zona rural).

Medio Ambiente Y Seguridad Humana

Trinidad y Tabago es parte de varios convenios internacionales sobre el medio ambiente: el Convenio sobre la Diversidad Biológica, la Convención Marco sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas (incluido el Protocolo de Kyoto), la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, la Convención sobre Pesca y Conservación de los Recursos de Alta Mar, el Protocolo de Montreal relativo a las Sustancias que Agotan la Capa de Ozono y la Convención Internacional para la Prevención de la Contaminación por los Buques.

ACCESO DE LA POBLACIÓN A AGUA POTABLE Y SANEAMIENTO

En 2006, se calculó que 96,4% de la población contaba con acceso a un mejor abastecimiento de agua, 75,4% poseía un grifo de agua en su residencia, 7,1% recibía el agua canalizada en su patio, 5,9% accedía al agua mediante un grifo de la comunidad y 1,9% dependía de la entrega de agua por camiones. El abastecimiento de agua corriente es poco fiable en la mayoría de las zonas, razón por la cual más de 50% de los hogares cuenta con sus propios tanques de almacenamiento de agua. Los servicios de saneamiento mejorados están al alcance de 98,7% de la población (6).

RESIDUOS SÓLIDOS

Los servicios de salud ambiental se prestan por conducto de la inspectoría de salud pública de los Ministerios de Salud y del Gobierno Local. En la actualidad existen dos dependencias gubernamentales encargadas de mejorar y velar por el medio ambiente: la Dirección de Ordenamiento del Medio Ambiente (14) y la Empresa de Gestión de los Residuos Sólidos (15).

Las preocupaciones ambientales actuales incluyen la contaminación del agua causada por los productos químicos agrícolas, los desechos industriales y los desechos peligrosos y las aguas residuales sin tratar; la contaminación de las playas por hidrocarburos; la deforestación; y la erosión de los suelos. La contaminación y la destrucción de las cuencas han contribuido a la escasa fiabilidad del servicio de agua. La rápida industrialización y la urbanización, además de las modificaciones de las características y los niveles del consumo personal y doméstico, han generado un aumento considerable de la cantidad de residuos sólidos. De especial interés para el sector de la salud es la ausencia de una política o un programa nacional de gestión de los residuos sólidos, que responda al volumen creciente de desechos, entre ellos los desechos biomédicos y otros desechos peligrosos. El país produce altos niveles de gases de efecto invernadero debido a la industria de la energía, pero no está clara la repercusión que tiene este fenómeno a escala nacional y no existen datos ni estudios que analicen los posibles efectos sobre la salud.

AMBIENTE LABORAL Y SALUD DE LOS TRABAJADORES

En 2004, se promulgó la Ley sobre Seguridad y Salud Ocupacional, seguida en 2007 por el establecimiento de la Autoridad y el Organismo de Seguridad y Salud Ocupacional. La Autoridad de Seguridad y Salud Ocupacional tiene a su cargo la formulación de políticas y el Organismo de Seguridad y Salud Ocupacional se ocupa de la introducción y ejecución de las políticas, con más énfasis en el cumplimiento que en las sanciones o el enjuiciamiento. Se considera que es primordial ultimar el sistema de vigilancia sanitaria de los trabajadores con el fin de disminuir las defunciones y las lesiones en el lugar de trabajo.

SEGURIDAD VIAL

Existen muchas estrategias que responden a las preocupaciones en materia de seguridad vial del país. La legislación nacional contempla los límites de velocidad, la conducción en estado de ebriedad (en 2009), el uso de equipos de protección personal y la utilización de los teléfonos celulares (en 2010).

El número de defunciones causadas por el tránsito disminuyó a fines de los años noventa pero desde entonces ha aumentado en forma constante. Se informaron 214 muertes por accidentes de tránsito en 2007 (77% en hombres y 23% en mujeres) y 2.718 traumatismos no letales causados por accidentes de tránsito. Las defunciones distribuidas en función de la categoría de usuarios de las vías de tránsito fueron: 32% peatones, 34% conductores de vehículos de cuatro ruedas; 28% pasajeros en vehículos de cuatro ruedas; 4% ciclistas; y 2% motociclistas (16).

VIOLENCIA

La violencia en todas las esferas, criminal y doméstica, constituye un problema social creciente. La criminalidad ha tenido una repercusión notable sobre la mortalidad, la morbilidad y las hospitalizaciones. Se produjo un aumento de 5% en la notificación de crímenes graves entre 2006 (19.565) y 2008 (20.566). Hubo un incremento de 47% de los asesinatos y 35% del latrocinio durante este mismo período. Las heridas y las agresiones han conservado un alto nivel constante (24% de todos los crímenes) y han causado un aumento de los ingresos hospitalarios y de las intervenciones quirúrgicas, además de dar origen a hospitalizaciones más prolongadas. La única disminución que se observó en la criminalidad grave concierne a la falsificación y los crímenes contra la moneda (17).

El número de casos de violencia doméstica notificados al servicio nacional de atención telefónica urgente de este tipo de violencia ha fluctuado con el transcurso del tiempo, pero entre 2006 y 2008 se observaron aumentos constantes en todos los grupos de edad y en ambos sexos. El número total de casos de violencia doméstica notificados en 2006 fue de 1.949 y en 2008, de 2.565 (18).

DESASTRES

Los riesgos de desastres naturales en Trinidad y Tabago consisten principalmente en las inundaciones, los terremotos y los huracanes. Durante 2006 y 2010 se registraron terremotos graves con intensidades de 5,0 a 5,8, los cuales causaron daños menores a las propiedades, sin traumatismos ni defunciones. La actividad de huracanes en la región no ha tenido consecuencias considerables en las islas durante este período de notificación. Con el cambio climático, se han presentado más fenómenos meteorológicos adversos que se traducen en una mayor frecuencia de inundaciones en todo el país.

INOCUIDAD DE LOS ALIMENTOS

El Comité de Inocuidad de los Alimentos, supervisado de manera conjunta por los Ministerios de Salud y Agricultura, tiene a su cargo velar por la inocuidad de los alimentos en el país y reconoce la importancia que tiene la seguridad alimentaria para los ciudadanos y los turistas. Los Ministerios de Salud y Gobierno Local organizan en colaboración programas de capacitación de los trabajadores del sector de los alimentos y de concesión de licencias a los expendios, que comprenden los análisis de los peligros en puntos críticos de control, con relación a la inocuidad de los alimentos.

A nivel regional, la Comunidad del Caribe ha asignado al Organismo del Caribe para la Salud Agropecuaria y la Inocuidad de los Alimentos la coordinación, la ejecución y la vigilancia de los programas nacionales.

Condiciones De Salud Y Sus Tendencias

PROBLEMAS DE SALUD DE GRUPOS ESPECÍFICOS DE POBLACIÓN

Trinidad y Tabago ha dado prioridad y alcanzado progresos considerables en el mejoramiento de la salud de su población. En los siguientes apartados se describen los principales desafíos que enfrentan determinados grupos de la población y las principales causas de mortalidad y morbilidad.

Salud materna y reproductiva

Aunque más de 95% de las mujeres acude a los consultorios prenatales por lo menos una vez durante su embarazo y recibe atención de profesionales capacitados al parto, se presentan aun defunciones prevenibles debidas a la preeclampsia, la diabetes, el trabajo de parto prematuro y las infecciones. La tasa de mortalidad materna provisional en 2009 fue de 16,1 por 100.000 nacidos vivos (cuadro 1) (19), lo cual representa una disminución significativa con respecto a los años anteriores.

1-trinidad y tabago-e-t1.jpg

La exactitud de las tasas de mortalidad materna constituye una fuente de preocupación y se ha reconocido que las variaciones observadas dependen de los métodos de medición que se aplican. Se programó el comienzo de un estudio nacional sobre la mortalidad materna en 2011. En la actualidad, se realizan tentativas de normalización de las estrategias utilizadas en la determinación de la tasa de mortalidad materna y de otros índices.

Los servicios de planificación familiar se prestan en todo el país por conducto del servicio público de atención de salud, la Asociación de Planificación Familiar (una organización no gubernamental local afiliada a la Federación Internacional de Planificación de la Familia) y los médicos particulares. Los programas de planificación familiar del Ministerio de Salud se ejecutan en el marco de los programas de salud materno–infantil en los centros de salud, las salas de posparto y en la consulta externa de los hospitales. La tasa de embarazos en las adolescentes disminuyó de 15% en el año 2000 a 11% en 2005.

Niños (menores de 5 años de edad)

Las enfermedades infecciosas y las infecciones respiratorias agudas son las principales causas de la morbilidad en los niños menores de 1 año. Las tasas de mortalidad en los menores de 5 años han presentado una disminución relativa en el período de 2005 a 2009, con una tasa de 13,2 por 1.000 nacidos vivos en 2009 (véase el cuadro 2). Del mismo modo que con las tasas de mortalidad materna, se han planteado inquietudes sobre la uniformidad de los métodos utilizados en el cálculo de los índices de mortalidad en los niños.

1-trinidad y tabago-e-t2.jpg

Los mortinatos representaron 19% de las defunciones en los menores de 5 años en 2009 y se registró un bajo peso al nacer en 19% de todos los nacimientos de ese año. Según los datos del 2011 del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), menos de 20% de lactantes reciben al menos seis meses de lactancia materna exclusiva, pese a que la tasa de inicio temprano de la lactancia materna es de 41%. Estas cifras indican que la práctica no se mantiene en casa después del alta hospitalaria. Existe una política nacional sobre lactancia materna que se debería aplicar en todos los establecimientos de servicio público, pero no está alcanzando el efecto deseado. Los datos del UNICEF indican además que más de 40% de lactantes inicia los alimentos sólidos, semisólidos o blandos entre los seis y los ocho meses de edad (12).

Niños y adolescentes (5 a 17 años de edad)

La tasa de mortalidad de los niños menores de 5 años de edad ha excedido sistemáticamente 30 defunciones por 1.000 nacidos vivos durante los últimos dos decenios (de 1990 a 2009). Del mismo modo que en los lactantes, las principales causas de morbilidad de los niños menores de 5 años de edad son las enfermedades infecciosas y las infecciones respiratorias agudas. Por el contrario, en los niños de 5 a 14 años de edad la principal causa de morbilidad son las lesiones.

El país cuenta con un excelente Programa Ampliado de Inmunización vinculado con la entrada a la escuela de enseñanza primaria gratuita y además, a partir del nacimiento existe un programa de vacunación extendido y gratuito, organizado por el Ministerio de Salud. En 2009, las tasas de cobertura de vacunación en los niños de 1 año de edad fueron: 90% contra la poliomielitis; 94% contra la difteria, la tos ferina y el tétanos; y de 88% a 90% contra el sarampión, la parotiditis y la rubéola.

En 2009, cerca de 6% de los niños menores de 5 años de edad tenían un peso inferior al normal. También se ha observado una tendencia al sobrepeso en los niños. En el estudio transversal del Instituto de Educación, Investigación y Prevención de la Diabetes de los niños en edad escolar de 2009 (20, 21) se calculó que 10 de 100.000 niños con edades comprendidas entre los 5 y los 17 años sufren diabetes de tipo 2 y 19 por 100.000 niños son prediabéticos. Dada la escasez de publicaciones en este campo, serían muy beneficiosas nuevas investigaciones sobre el tema.

La principal causa de morbilidad en los adolescentes son las lesiones. Los datos de la Encuesta Mundial de Salud a Escolares, administrada a 2.969 estudiantes de escuela secundaria (entre 13 y 15 años de edad) en 32 escuelas en 2007, pusieron de manifiesto que la violencia y las lesiones involuntarias son frecuentes en los estudiantes de la escuela secundaria. También indicó la encuesta que los estudiantes iniciaban tempranamente la actividad sexual, alrededor de la pubertad y que los estudiantes varones mantenían una vida sexual más activa que las estudiantes (13). Asociado con estos comportamientos, aparece un mayor riesgo de contraer la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y otras infecciones de transmisión sexual y de embarazo no planificado de las adolescentes.

Adultos (18 a 60 años de edad)

Las lesiones son la principal causa de la morbilidad de los adultos jóvenes (entre los 18 y los 40 años de edad) y en los adultos mayores (entre los 41 y los 60 años), la cardiopatía representa la principal causa. En los adultos jóvenes se sigue observando un aumento de la incidencia de infección por el VIH, con una tasa más alta en las mujeres.

Adultos mayores (mayores de 60 años)

En 2010, 12% de la población era mayor de 60 años. Las principales causas de morbilidad en este grupo de edad son las enfermedades crónicas no transmisibles. Los estudios realizados durante los dos últimos decenios indican que los principales problemas de salud que sufren los ancianos son la artritis, los trastornos visuales, la hipertensión, la diabetes y la cardiopatía (22, 23). Un aspecto que merece atención es la soledad, que se manifiesta con bajos niveles de interacción, pese a que solo 16% de los ancianos viven solos. Otro problema que afecta a los ancianos es la necesidad de programas de atención primaria que promuevan su salud y fomenten su bienestar.

La familia

Según la última Encuesta de las Condiciones de Vida realizada en 2005, el tamaño promedio de los hogares es de 3,7 personas y en 30% de los hogares la cabeza de familia es una mujer; más de la mitad de los hogares encabezados por mujeres eran familias monoparentales.

Trabajadores

Los datos sobre las lesiones y las defunciones relacionadas con el trabajo no se recopilaron sistemáticamente.

MORTALIDAD

Las cinco causas principales de muerte en ambos sexos durante el período de 1997 a 2007 fueron las enfermedades cardiovasculares, las neoplasias malignas, la diabetes sacarina, las enfermedades cerebrovasculares y las causas externas de lesiones.

El Ministerio de Salud indica que 60% de todas las defunciones se deben a enfermedades crónicas no transmisibles (24). Estas enfermedades son causa de sufrimiento considerable, pues originan disfunción y menguan la calidad de vida durante períodos prolongados. Las defunciones por lesiones de causa externa tienen una prevalencia significativamente mayor en los hombres jóvenes y contribuyen de manera notable a la morbilidad y las hospitalizaciones. Las principales causas de muerte en función del sexo se enumeran en el cuadro 3.

1-trinidad y tabago-e-t3.jpg

MORBILIDAD

Las cinco principales afecciones que dan origen a una morbilidad que precisa atención en los hospitales y otras instituciones de salud de la nación son por orden de frecuencia las siguientes: las lesiones de causa externa y las intoxicaciones, los trastornos del sistema genitourinario, las cardiopatías, las causas mal definidas o desconocidas y las enfermedades del aparato digestivo.

Enfermedades transmisibles

Enfermedades transmitidas por vectores

El dengue ha sido endémico en Trinidad y Tabago desde los años ochenta y sus cuatro serotipos circulan en la población. La incidencia de dengue fluctúa de año en año y se ha convertido en una endemia cíclica con brotes confirmados en 2002, 2005 y 2008. El número de casos notificados con presunción de dengue durante el período fueron: 477 casos en 2006, 885 en 2007, 3.617 en 2008, 2.313 en 2009 y 4.735 en 2010. En 2009 el Ministerio de Salud puso en marcha una estrategia de manejo integrado con el fin de tratar el dengue. Con el objeto de reducir la población de mosquitos, la División de Control de Insectos Vectores del Ministerio utiliza en forma conjunta la disminución de las fuentes, los insecticidas y la educación del público.

Trinidad y Tabago se declaró sin malaria en 1965, pero hasta el 2004 se notificaron casos residuales (en su mayoría importados). No se informó ningún caso de malaria entre 2004 y 2008 y en 2010 se notificó un caso importado.

La vacuna antiamarílica se introdujo en el calendario de vacunación en 1979 y no se ha notificado ningún caso de fiebre amarilla en los seres humanos. La fiebre amarilla epizoótica se detectó en los monos en el 2008 y el 2009.

Enfermedades prevenibles por vacunación

Trinidad y Tabago cuenta con un programa de vacunación bien organizado y eficaz, con tasas de cobertura que exceden 90%. No hubo ningún caso de poliomielitis ni sarampión en el período de notificación, pero se registraron 13 casos de parotiditis en 2006. Se ha presentado un número significativo de casos y brotes de varicela, cuya vacuna no está incluida en el calendario nacional de vacunación. Entre 2006 y 2008 la cobertura de vacunación contra el sarampión aumentó de 89% a 94%, con la vacuna triple DPT disminuyó de 92% a 90% y con la antipoliomielítica se observó un aumento mínimo de 89% a 90%.

Zoonosis

Se produjo un aumento del número de casos notificados de leptospirosis de 30 en 2005 a 124 en 2008. Este hecho es motivo de preocupación, dado el gran número de hogares que utiliza el agua almacenada y la necesidad actual de mayores medidas de control de roedores.

VIH/Sida y otras infecciones de transmisión sexual

En el país, la epidemia de VIH/sida es generalizada y constituyó una de las primeras 10 causas de muerte entre 1997 y 2007. La tasa nacional de seroprevalencia al VIH se calculó en 1,5% en 2008 y 2009. Los registros desde el comienzo de la epidemia en 1983 hasta diciembre de 2008 indican un total acumulado de 20.176 casos de infección por el VIH en el país. Durante el mismo período de 25 años se presentaron 6.042 casos de sida y tres defunciones relacionadas con la enfermedad. La proporción entre hombres y mujeres con respecto a la infección por el VIH es de 1,1:1, pero pareciera existir un aumento desproporcionado de los casos recién notificados en las mujeres. En 2006 se registraron 80 casos de sida en hombres y 57 casos en mujeres; en 2008, hubo 71 casos de sida notificados en los hombres y 33 casos en las mujeres. En 2008, el mayor aumento de casos notificados de infección por el VIH ocurrió en el grupo de 20 a 49 años de edad, seguido por los adolescentes (de 15 a 19 años).

El Programa Nacional de Prevención y Control del VIH/sida ha logrado progresos en el manejo de la epidemia; este es un programa pluridimensional que incluye iniciativas de empoderamiento de la juventud, prestación de orientación y pruebas diagnósticas voluntarias, prevención de la transmisión materno–infantil del VIH y suministro gratuito del tratamiento antirretrovírico.

En 2007, se notificaron 258 casos recién diagnosticados de sífilis, en 2008 hubo 194 casos y 131 en 2009. Los casos nuevos de gonorrea aumentaron de 370 en 2007 a 578 en 2008 y 605 en 2009. La tricomoniasis disminuyó de 83 casos en 2007 a 46 en 2008, pero en 2009 se presentaron 121 casos.

Tuberculosis

La incidencia de tuberculosis ha aumentado entre 1997 y 2007 y se calculó en 24,1 por 100.000 habitantes en 2008. La comorbilidad con la infección por el VIH/sida ha aumentado y todas las personas con tuberculosis reciben la prueba diagnóstica de detección del VIH. La farmacorresistencia múltiple ha sido infrecuente. El tratamiento de la tuberculosis mediante el Tratamiento Acortado Directamente Observado todavía no se ejecuta plenamente en el país, pero el Ministerio de Salud ha establecido dos zonas piloto de introducción de esta estrategia. Se están realizando esfuerzos encaminados a fortalecer el manejo del programa antituberculoso, con un plan estratégico nacional elaborado para el período de 2006 a 2009 y un mecanismo nacional de coordinación interinstitucional establecido en 2008.

Enfermedades emergentes

No ha habido ningún caso notificado de síndrome respiratorio agudo grave ni de gripe aviar en el país. Se han fortalecido los sistemas de vigilancia con el fin de apoyar la detección temprana de las enfermedades emergentes. Estos sistemas se pusieron a prueba cuando el país acogió dos conferencias internacionales importantes en 2009 (la Cumbre de las Américas y la reunión de los Jefes de Gobierno de la Commonwealth), en el momento máximo de la pandemia de A (H1N1). En 2009 se presentaron 817 casos con presunción de A (H1N1); 270 casos fueron confirmados por laboratorio y hubo seis defunciones.

Trinidad y Tabago está trabajando con miras al pleno cumplimiento de las condiciones del Reglamento Sanitario Internacional de 2005, que exigen a los países la prevención y el control de la propagación internacional de enfermedades. Se llevó a cabo una evaluación de la preparación del país a la ejecución del Reglamento. A fines de 2010 el país se encontraba en el primero y el segundo nivel en la mayoría de las esferas (excepto la esfera radionuclear).2El primer nivel significa que el país cuenta con "los insumos y los mecanismos" que le permitan mantener las capacidades básicas exigidas por el Reglamento Sanitario Internacional. El segundo nivel significa que existe una "fuerte" capacidad técnica y un alto nivel de desempeño con productos y resultados de salud pública bien definidos.

Enfermedades crónicas no transmisibles

Las enfermedades crónicas no transmisibles, en conjunto, constituyen la primera causa de muerte y contribuyen de manera significativa a la morbilidad y a los gastos del sector de la salud. En 2006, se celebró un simposio nacional seguido por la cumbre de la Comunidad del Caribe de 2007, donde los Jefes de Gobierno expresaron su compromiso con la disminución de la carga de morbilidad por enfermedades crónicas no transmisibles en el Caribe, mediante estrategias completas e integradas de prevención y control. En 2008, se conformó un comité consultivo técnico multisectorial con el fin de prestar asesoría en aspectos relacionados con la prevención y el control de las enfermedades crónicas no transmisibles en la Región (25, 26).

El Programa de Asistencia a las Enfermedades Crónicas suministra a los ciudadanos medicamentos gratuitos y otros elementos farmacéuticos destinados al tratamiento de las afecciones crónicas. Se han iniciado localmente varios estudios con el objeto de abordar la detección temprana y se prevé que se incorporarán a los programas integrales de atención primaria de salud.

Enfermedades cardiovasculares

La cardiopatía ocupa el primer lugar en las causas de muerte en Trinidad y Tabago y representan 25% de todas las defunciones anuales. Las altas tasas de prevalencia de diabetes e hipertensión (cada una representa alrededor de 12% de las defunciones) son causas concomitantes, junto con el sobrepeso, la obesidad y la falta de ejercicio periódico. La cardiopatía, el cáncer, la diabetes y las enfermedades cerebrovasculares originan 60% de todas las defunciones.

Neoplasias malignas

En el cuadro 4 se presentan los principales tipos de cáncer notificados en la población entre 1997 y 2006. Según los datos del Registro Nacional del Cáncer (27), el tipo de neoplasia maligna más frecuente en los hombres es el cáncer de próstata; en las mujeres, las localizaciones más frecuentes del cáncer son la mama, el cuello uterino, los ovarios y el útero. El Programa Nacional de Oncología constituye un componente primordial en el compromiso del gobierno de afrontar esta amenaza de salud pública.

1-trinidad y tabago-e-t4.jpg

Enfermedades nutricionales

La desnutrición y las carencias de micronutrientes no son corrientes. La carencia grave de micronutrientes que tuvo un interés en el pasado fue la anemia ferropénica y se abordó mediante la estrategia de control de la anemia del Ministerio de Salud, con el respaldo del Instituto de Alimentación y Nutrición del Caribe (28). La enfermedad nutricional en la población que despierta la mayor preocupación es la obesidad. Varias encuestas han puesto en evidencia una tendencia al aumento de la obesidad en los niños que acuden a la escuela primaria y secundaria. Todos los programas del ministerio encaminados a responder a las enfermedades crónicas no transmisibles abordan la obesidad y la disminución de peso.

Accidentes y violencia

Los accidentes y las lesiones forman parte de las cinco principales causas de muerte desde los años noventa. Esta categoría incluye los accidentes automovilísticos, la violencia, las intoxicaciones y los suicidios. Además de contribuir a las muertes, los accidentes y las lesiones (entre ellas las intoxicaciones) han dado lugar sistemáticamente a hospitalizaciones y figuran como la primera causa en los egresos hospitalarios en 2006 y 2007.

Desastres

Las inundaciones, los huracanes y los terremotos son los principales peligros naturales que plantean un riesgo en Trinidad y Tabago. Además, la energía y otras industrias entrañan un riesgo aumentado de desastres industriales. La Oficina de Preparación de Desastres y Administración de Emergencias (29) está adoptando un enfoque más integral y proactivo, que comporta actividades de preparación, prevención y mitigación, además de iniciativas de recuperación y rehabilitación después de los desastres. El Ministerio de Salud puso en marcha una Unidad de Servicios de Urgencia y de Preparativos para Casos de Desastre y completó la evaluación de la seguridad de cuatro hospitales principales dentro del marco de la Iniciativa de Hospitales Seguros.

Trastornos mentales

Además de los servicios de hospitalización en un establecimiento psiquiátrico central y la atención de casos agudos en los otros hospitales principales, los servicios comunitarios de salud mental se prestan por conducto de las Autoridades Sanitarias Regionales. Las enfermedades mentales representan cerca de 5% de los egresos de los hospitales públicos. Aunque los datos sobre las enfermedades mentales no son exhaustivos, se han definido como principales problemas de salud mental en el país la esquizofrenia, los trastornos del estado de ánimo o afectivos (por ejemplo la depresión), los trastornos mentales y de conducta (por ejemplo los suicidios) y el consumo de sustancias psicoactivas. Se han comunicado altas tasas de depresión en los estudios de los adolescentes y algunas comunidades (30, 31). El estudio sobre la Encuesta Mundial de Salud a Escolares de 2007 mostró que las estudiantes mujeres presentaban mayor probabilidad que los estudiantes de verse afectadas por problemas de salud mental y 21,5% de las mujeres, comparadas con 14,1% de los hombres, referían haber considerado seriamente la posibilidad de suicidarse en los 12 meses previos a la encuesta.

Cuando en 2008 se aplicó el Instrumento de Evaluación para Sistemas de Salud Mental de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Trinidad y Tabago, se informó que la proporción de camas hospitalarias psiquiátricas era alta, en comparación con la baja tasa de unidades comunitarias de hospitalización. Hasta el momento, la Autoridad Sanitaria Regional de Tabago es la única que está trabajando en el establecimiento de un servicio completo de salud mental que se integre en los servicios de atención primaria de salud (31).

Otros problemas de salud

Salud oral

El Ministerio de Salud cuenta con un programa vertical de atención de salud oral dirigido a los niños hasta la edad de 18 años y de atención de urgencias y cuidados paliativos dirigidos a la población adulta. La mayor parte de la atención de salud bucodental de la población se financia mediante fuentes privadas, por seguros privados y pagos directos y en consecuencia, las personas sin recursos tienen un acceso limitado a este tipo de servicios. La falta de datos sobre la salud oral en la población dificulta la planificación estratégica de mejoras en este terreno. Sin embargo, en 2010 se elaboró una Política y un Plan Nacional de Salud Oral y el Ministerio está en el proceso de ejecución del plan.

Factores de riesgo y protección

Tabaquismo

Trinidad y Tabago tiene la mayor población de fumadores en el Caribe de habla inglesa (27%) y el humo ajeno plantea una amenaza de salud pública. La Encuesta Mundial de Salud a Escolares de 2007 administrada a 2.969 estudiantes (entre 10 y 18 años de edad) en 32 escuelas secundarias de Trinidad y Tabago reveló que 9,9% de los estudiantes (11,2% de hombres y 8,5% de mujeres) había fumado cigarrillos en uno o más días durante los 30 días previos a la encuesta. De los estudiantes que fumaban, 80,9% había probado su primer cigarrillo a la edad 13 años o más joven. La tasa de tabaquismo en el grupo de 16 a 18 años fue de 17,9% (22,5 % de hombres y 13,4% de mujeres).

Trinidad y Tabago es signatario del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco y ha adoptado varias medidas encaminadas a poner en práctica sus recomendaciones, incluido el establecimiento de un Comité Multisectorial de Prevención y Control del Tabaco. La Ley integral de Control del Tabaco se promulgó en ambas Cámaras del Parlamento en 2009 con la intención de prevenir el consumo de tabaco por parte de los niños, sensibilizar al público sobre los riesgos del consumo, proteger a las personas de la exposición al humo del tabaco y reglamentar el consumo. La prohibición de consumo de tabaco en los lugares públicos mediante la Ley de Control del Tabaco está vigente desde 2009.

Alcoholismo

Las cifras más recientes sobre el consumo de alcohol por la población adulta (mayores de 15 años de edad) ponen en evidencia un aumento del consumo durante el período de 2001 a 2005. Las defunciones de mujeres por cirrosis hepática aumentaron de 3,9 por 100.000 habitantes en 2000 a 7,5 por 100.000 en 2005 y las defunciones de hombres aumentaron de 12,8 a 19,5 en el mismo período. Según la Encuesta Mundial de Salud a Escolares de 2007, 40,9% de los estudiantes entrevistados de 10 a 18 años de edad consumían alcohol. La prevalencia de consumo de alcohol fue más alta en los estudiantes varones que en las estudiantes (42,8% de los hombres y 39,2% de las mujeres) (13).

Drogas ilegales

El abuso de sustancias ilegales y de sustancias legales tiene repercusiones directas e indirectas sobre la salud de la población, pues se asocia con los accidentes automovilísticos, la violencia y el estrés (32). Según la Encuesta Mundial de Salud a Escolares de 2007, la prevalencia de consumo de drogas en la vida fue de 13,6% (consumo comunicado de marihuana o cocaína, una o más veces durante la vida de los que respondieron a la encuesta). Los estudiantes varones afirmaron haber usado drogas ilegales en su vida más a menudo que las estudiantes (17,4% de los hombres y 9,7% de las mujeres) (13).

Actividad física

Según la Encuesta Mundial de Salud a Escolares de 2007, 74,3% de los estudiantes no practicaba ninguna actividad física en su tiempo libre. Las niñas (81,6%) fueron significativamente más inactivas que los niños (66,7%) (13).

Políticas, Sistema De Salud Y Protección Social

POLÍTICAS DE SALUD

El programa inicial de reforma del sector de la salud reconoció la necesidad de un sistema integrado de gestión de la información sanitaria como fundamento de la eficacia en la planificación y la toma de decisiones con base en los datos científicos.

La Unidad Nacional de Vigilancia en el Ministerio de Salud tiene a su cargo la vigilancia sanitaria. Además de vigilar, notificar, alertar e investigar las tendencias y los brotes epidémicos de enfermedades, la unidad se ocupa de la prevención de enfermedades y la coordinación de las respuestas a los brotes (y los posibles brotes) de enfermedades transmisibles en la comunidad nacional.

EL PAPEL DE LA RECTORÍA EN SALUD

El Ministerio de Salud supervisa todo el sistema de salud en Trinidad y Tabago. Las funciones principales del Ministerio son la formulación de políticas, la planificación, el establecimiento de normas, la legislación, la reglamentación, el financiamiento y el seguimiento y la evaluación.

LEGISLACIÓN EN SALUD

La legislación promulgada en los últimos años comprende la Ley de Control del Tabaco, la reglamentación de las Autoridades Sanitarias Regionales y la Ley Nacional de Ambulancias y de Personal Médico.

La Ley de Seguridad y Salud Ocupacional está vigente y responde a los asuntos relacionados con la vulnerabilidad y la salud de los trabajadores y las reclamaciones presentadas a la Junta Nacional de Seguros en relación con los accidentes y las defunciones en el lugar de trabajo.

GASTO Y FINANCIAMIENTO EN SALUD

El Gobierno de Trinidad y Tabago aumentó el gasto público en salud entre 2006 y 2010. Según los datos existentes, el porcentaje del gasto público en salud aumentó de 6,3% en 2006 a 8,1% en 2009. Durante este período, el gasto total del sector público en salud también aumentó de 2.350 millones de dólares de Trinidad y Tabago (TTD) a TTD 3.560 millones, un incremento general de 51,0%. El cuadro 5 indica que el gasto del Ministerio de Salud exclusivamente fue TTD 3.800 millones, lo cual representa TTD 286 millones más que el gasto sanitario total de 2009. Además, en el período de 2006 a 2010 el gasto del Ministerio de Salud aumentó en 80%, de TTD 2.100 millones en 2006 a TTD 3.800 millones en 2010.

En el período de notificación, el gasto en salud del sector público y el del sector privado contribuyeron cada uno con cerca de 50% del gasto sanitario total.

1-trinidad y tabago-e-t5.jpg

POLÍTICAS DE DESARROLLO DE RECURSOS HUMANOS

El Ministerio de Salud ha definido la necesidad de fortalecer la planificación para una gestión eficaz de los recursos humanos del sector. En 2010 se iniciaron dos proyectos muy importantes en este terreno, a saber: la formulación de un plan estratégico de recursos humanos y el establecimiento de un Observatorio de Recursos Humanos para la Salud.

Existe una legislación vigente que reglamenta el ejercicio de los profesionales en el sector de la salud.

SERVICIOS DE SALUD

Existen cinco Autoridades Sanitarias Regionales encargadas de la prestación de servicios de salud a la población. Sin embargo, el ministerio administra todavía varios programas verticales, entre ellos la División de Químicos, Alimentos y Medicamentos, el Programa de Salud Pública Veterinaria, el Programa de Salud Oral y el Servicio Nacional de Transfusiones.

Dentro del marco de las Autoridades Sanitarias Regionales, los servicios de salud siguen siendo gratuitos para el público en general en el punto de atención. Las estrategias encaminadas a mejorar la prestación de servicios de salud comprenden la asociación con el sector privado y los acuerdos con los profesionales y las organizaciones internacionales.

El país cuenta con una amplia red integrada de establecimientos de salud. Cada Autoridad Sanitaria Regional cuenta al menos con un hospital, varias policlínicas o establecimientos distritales de salud y centros de salud; entre los diferentes niveles opera un sistema de remisiones. El sector privado de la salud ofrece una variedad de servicios y establecimientos que prestan desde la atención primaria hasta la atención terciaria.

Los medicamentos son gratuitos en todos los establecimientos de salud pública. Además, a partir de 2005 el Programa de Atención de las Enfermedades Crónicas suministra a los ciudadanos, sin costo alguno, los medicamentos de venta con receta y otros elementos farmacéuticos utilizados en el tratamiento de las siguientes afecciones crónicas: la diabetes, el asma, las cardiopatías, la artritis, el glaucoma, la depresión mental, la hipertensión, la hiperplasia prostática benigna, la epilepsia, la enfermedad de Parkinson y las enfermedades tiroideas. Estos medicamentos son actualmente un total de 47 y se dispensan en más de 250 farmacias (públicas y privadas) en todo el país. Se proveen sin costo alguno los materiales de medición de glucemia (glucómetros y tiras) a los diabéticos insulinodependientes.

Conocimiento, Tecnología, Información Y Gestión De Recursos

RECURSOS HUMANOS

Durante el período de notificación, Trinidad y Tabago continuaba afrontando una escasez de profesionales de salud capacitados. En cuanto se refiere a la distribución general de los trabajadores en el sector de la salud pública, las principales categorías profesionales en 2009 fueron el personal de enfermería (44,0%), los auxiliares (20,0%), el personal administrativo (15,0%), el personal de supervisión de alto nivel (12,0%) y el personal médico (7,0%).

CAPACITACIÓN DE PERSONAL DE SALUD

La capacitación local de los profesionales de salud se llevó a cabo en la Universidad de las Indias Occidentales, la Universidad de Trinidad y Tabago, la Universidad de Ciencias, Tecnología y Artes Aplicadas de Trinidad y Tabago, el Instituto Nacional de Enseñaza Superior, Investigación, Ciencias y Tecnología, la Universidad del Sur del Caribe y la Escuela de Capacitación en Enfermería y Auxiliares de Odontología del Ministerio de Salud. El ingreso anual de estudiantes en el programa de farmacia aumentó de 39 en 2005 a 54 en 2008. La Universidad del Sur del Caribe comenzó una licenciatura en ciencias en el programa de enfermería durante este período y duplicó su ingreso a 50 estudiantes en 2009. La Universidad de Ciencias, Tecnología y Artes Aplicadas aumentó el número de sus graduandos de 96 en 2005 a 175 en 2008, lo cual corresponde a un aumento de 82%. Pese a una disminución del número de inscritos anuales en sus programas básicos y posbásicos de enfermería durante el período de 2006 a 2009, la Escuela de Capacitación en Enfermería y Auxiliares de Odontología del Ministerio de Salud amplió su capacitación posbásica en varias especialidades. La Escuela de Educación Avanzada de Enfermería de la Universidad de las Indias Occidentales también presentó una disminución de estudiantes inscritos por año durante este período, de 72 en 2005 a 12 en 2008. Esta disminución tuvo consecuencias en la proporción de enfermeras distritales que envejecen en todo el país y en las disponibilidades de las futuras enfermeras que han de reemplazar a las que se jubilan.

EL MERCADO LABORAL PARA PROFESIONALES DE LA SALUD

En 2009, los recursos humanos en el sector de la salud fueron insuficientes para satisfacer las necesidades de la población. Hubo cerca de 3.000 plazas médicas y paramédicas vacantes en todo el sector de salud pública, de las cuales las enfermeras representaron 80,0% y los médicos 13,0%. Sin embargo, el análisis de las categorías específicas de personal, puso en evidencia que la proporción de vacantes era de 39,0% en los farmacéuticos, 52,0% en los técnicos de laboratorio y 56,0% en los trabajadores sociales clínicos. Se prevé que la alta tasa de plazas vacantes aumente, dado el envejecimiento de la población de enfermeras, los altos niveles de emigración del personal médico y la migración interna del personal de salud del sector público a las instituciones médicas y paramédicas privadas. La mayoría de los trabajadores de salud estaban empleados en el sector público; por consiguiente, este movimiento de los profesionales de la salud alteró las operaciones del Ministerio de Salud y de las Autoridades Sanitarias Regionales.

Salud Y Cooperación Internacional

El financiamiento internacional se ha dirigido principalmente a los programas y los proyectos contra la infección por el VIH/sida y al programa de reforma del sector de la salud. El trabajo de la Organización Panamericana de la Salud y la OMS en el país se ha centrado en los siguientes campos: la prevención y el control de las enfermedades crónicas no transmisibles, el fomento de modos de vida saludables, la calidad de la atención, la salud familiar y comunitaria, el fortalecimiento de los sistemas de salud, la prevención y el control de las enfermedades transmisibles, la vigilancia de las enfermedades, la toma de decisiones basada en datos científicos y el establecimiento del sistema de información sanitaria.

Un terreno de ayuda al sector de la salud es el Programa de Voluntarios de las Naciones Unidas, administrado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Este programa ha apoyado la creación de una base nacional de datos sobre información del desarrollo y presta ayuda a la Oficina de Preparación de Desastres y Administración de Emergencias en el fortalecimiento institucional en materia de gestión de desastres.

Otros organismos multilaterales que respaldan el trabajo en el sector de la salud son la Organización Internacional del Trabajo, la Organización para la Agricultura y la Alimentación, el UNICEF, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA, la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial y la Unión Europea.

Entre los organismos bilaterales de desarrollo que han apoyado al sector de la salud durante este período se cuentan la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional, el Servicio Holandés de Cooperación al Desarrollo y la Agencia Francesa de Desarrollo. Los Centros de Prevención y Control de Enfermedades de los Estados Unidos, la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional y Francia suministraron financiamiento por conducto del Centro de Epidemiología del Caribe a los programas contra infección por el VIH/sida.

El Ministerio de Salud ha asignado una alta prioridad a la coordinación y la gestión adecuadas de la colaboración internacional y creó una Sección de Cooperación Internacional con esta finalidad. Esta sección actúa como punto de enlace con los diferentes interesados directos (ministerios, gobiernos extranjeros, organizaciones no gubernamentales, organismos de financiamiento, etc.) en temas de política internacional que influyen sobre la gestión del sector de la salud.

Síntesis Y Perspectivas

El precedente análisis pone de manifiesto notables progresos en el perfil de salud de la población de Trinidad y Tabago, que se manifiestan en las tendencias favorables de muchos de los indicadores de salud, sobre todo la mortalidad de los menores de 5 años y las enfermedades transmisibles. El país se encuentra en una etapa de transición epidemiológica con una disminución de las enfermedades transmisibles, en paralelo a un aumento de la morbilidad y la mortalidad por enfermedades crónicas no transmisibles. El país también atraviesa una transición demográfica, que se caracteriza por tasas de fecundidad decrecientes y un lento crecimiento de la población.

El sistema de salud de Trinidad y Tabago afronta varios retos. Más de 15 años después de haber comenzado las reformas del sector de la salud, por ejemplo, el Ministerio de Salud todavía no desempeña plenamente su función de liderazgo y las Autoridades Sanitarias Regionales no han podido prestar los servicios de salud que necesita la población. Por otro lado, no se cuenta con una planificación del personal de salud que procure la presencia de un número suficiente de profesionales competentes en el futuro. Se han logrado progresos, no obstante, en el refuerzo de la capacidad del Ministerio para realizar sus mandatos de políticas, planificación y reglamentación.

Los principales retos del país en materia de salud se refieren a la alta incidencia y prevalencia de enfermedades crónicas no transmisibles y de sus factores de riesgo. Se han elaborado estrategias regionales y locales encaminadas a abordar eficazmente la prevención de esta enfermedad y promover modos de vida saludables. Sin embargo, es preciso contar con una recopilación y análisis adecuados de los datos, con el objeto de evaluar la repercusión de estas intervenciones, establecer las estrategias apropiadas y forjar asociaciones dinámicas para el futuro. El país debe aprovechar sus puntos fuertes, reducir al mínimo los riesgos asociados con la aparición de enfermedades transmisibles y reforzar la gestión de la epidemia de tuberculosis e infección por el VIH.

Trinidad y Tabago, en colaboración con la OPS, ha continuado su respuesta a los siguientes retos fundamentales de salud y desarrollo: la organización y la gestión de los sistemas y servicios del sector de la salud; el fortalecimiento del desempeño del sistema de prestación de asistencia sanitaria; la prevención de enfermedades prioritarias y la ayuda a las poblaciones afectadas por estas enfermedades; y el progreso en los determinantes socioeconómicos y ambientales de la salud.

Referencias

  1. Trinidad and Tobago, Ministry of Planning and Sustainable Development, Central Statistical Office. Census 2000. Preliminary Report. Port of Spain: Ministry of Planning and Sustainable Development; 2000.
  2. Trinidad and Tobago, Ministry of Planning and Sustainable Development, Central Statistical Office. Total Population by Sex, Sex Ratio, and Area. Port of Spain: Ministry of Planning and Sustainable Development; 2000.
  3. Caldwell JC, Caldwell BK, Caldwell P, McDonald PF, Schindlmayr T. Demographic Transition Theory. Dordrecht, The Netherlands: Springer; 2006.
  4. Rouse J, Ramkissoon V, Ramdoo P. The Dynamics and Consequences of Population Ageing in Trinidad and Tobago: A Call for Responsible Planning and Sustainable Development. Port of Spain: Ministry of People and Social Development; 2010.
  5. World Health Organization. Global Health Observatory [Internet]. Acceso: 9 de marzo de 2012.
  6. United Nations Development Program. International Human Development Report 2011. Sustainability and Equity – A better Future for All. New York, NY: UNDP; 2011.
  7. Central Bank of Trinidad and Tobago. Financial Stability Report 2011 [Internet]; 2011. Acceso: 9 de marzo de 2012.
  8. Central Intelligence Agency. The World Factbook [Internet] Economy overview [Internet]. Acceso: 14 de marzo de 2011.
  9. Trinidad and Tobago, Ministry of Planning and Sustainable Development, Central Statistical Office. Key Indicators. Port of Spain: Ministry of Planning and Sustainable Development; 2010.
  10. KAIRI Consultants. Analysis of 2005 Survey of Living Conditions. Tunapuna, Trinidad and Tobago: KAIRI Consultants; 2007.
  11. United Nations Educational, Scientific and Culture Organization. UIS Statistics in Brief. Education (all levels) profile – Trinidad and Tobago 2011 [Internet]; 2011. Acceso: 9 de marzo de 2012.
  12. The United Nations' Children Fund – At a Glance: Trinidad and Tobago [Internet]; 2011 Acceso: 9 de marzo de 2012.
  13. Pan American Health Organization. Global School–based Health Student Health Survey 2007. Trinidad and Tobago Report [Internet]; 2007. Acceso: 9 de marzo de 2012.
  14. Environmental Management Authority [Internet]; 2011. Acceso: 9 de marzo de 2012.
  15. Solid Waste Management Company Ltd [Internet]; 2011. Acceso: 9 de marzo de 2012.
  16. World Health Organization. 2009 Global Status Report on Road Safety: Time for Action [Internet]; 2009. Acceso: 9 de marzo de 2012.
  17. Trinidad and Tobago, Ministry of Planning and Sustainable Development, Central Statistical Office. Total Number of Serious Crimes Reported to the Police (excluding traffic accidents), 1998–2008. Port of Spain: Ministry of Planning and Sustainable Development; 2009.
  18. Trinidad and Tobago, Ministry of Gender, Youth and Child Development [Internet]. Acceso: 9 de marzo de 2012.
  19. Trinidad and Tobago, Ministry of Health, Statistical Unit Report. Port of Spain: Ministry of Health; 2011.
  20. Diabetes Education Research and Prevention Institute. Diabetic Study Results done by DERPI presented at UWI [Internet]; 2011. Acceso: 9 de marzo de 2012.
  21. The University of the West Indies. UWI Today. Children now facing adult type diabetes [Internet]; 2011. Acceso: 9 de marzo de 2012.
  22. Pan American Health Organization. A Profile of the Elderly in Trinidad and Tobago. Washington, DC: PAHO; 1989.
  23. Camejo A. 1999 Survey on the Living Conditions of Older Persons [Internet]; 2011. Acceso: 9 de marzo de 2012.
  24. Trinidad and Tobago, Ministry of Health. Health Report Card for Trinidad and Tobago [Internet]; 2011. Port of Spain: Ministry of Health; 2011.
  25. Report of Caribbean Commission on Health and Development 2006 [Internet]. Acceso: 9 de marzo de 2012.
  26. The Caribbean Community. Caribbean Cooperation in Health Phase III (CCH III). Regional Health Framework 2010–2015. Investing in Health for Sustainable Development. Georgetown, Guyana: CARICOM.
  27. Trinidad and Tobago, Ministry of Health, National Cancer Registry [Internet]. Acceso: 9 de marzo de 2012.
  28. Caribbean Food and Nutrition Institute. Interim Report on the findings of the evaluation of school meal options in Trinidad and Tobago. Georgetown, Guyana: CFNI; 2010.
  29. Office of Disaster Preparedness and Management [Internet]; Policies and Legislation [Internet]; 2011. Acceso: 9 de marzo de 2012.
  30. Maharaj RG, Cumberbatch K, Lalloo P, Mohammes S, Ramesar A, Rampersad N. et al. Depression among adolescents aged 13 – 19 years attending secondary schools in Trinidad: prevalence and risk factors. West Indian Medical Journal 2008; 57: (4):352 –359.
  31. Bolastig EVC. Final Report: Participatory Rapid Appraisal of the Tobago Mental Health System. Washington, DC: Pan American Health Organization/World Health Organization; 2010.
  32. Trinidad and Tobago, Ministry of Social Development. National Secondary Schools Survey Report 2006. Port of Spain: Ministry of Social Development; 2006.